Por Andrea Araya Moya
30 noviembre, 2016

Admítelo, siempre te lo preguntaste.

Probablemente más de alguna vez te preguntaste para qué te sirven las matemáticas en la vida diaria, sobre todo cuando tenías que enfrentarte a esos enredados problemas en los que alguien perdía o compraba algo, entre otras extrañas situaciones. No sabías para qué te serviría encontrar la «x», o saber cuál es el coseno o todas esas extrañas fórmulas en álgebra.

Bueno, al profesor de matemáticas Jeremy Kun le hicieron esa pregunta y, en lugar de molestarse, dio una serie de razones por las que las matemáticas sí sirven en nuestra vida diaria.

1. Te enseñan a reconocer errores

Por ejemplo, hay dos personas que están mirando una ecuación en la pizarra. Una de ellas sabe que la ecuación está bien resuelta, pero la otra persona sabe que no es así. Luego, ambos cambian radicalmente de opinión y no consiguen estar de acuerdo. Eso es algo que pasa siempre y, por lo mismo, el profesor Kun explica que debes comenzar del principio y buscar nuevos caminos si no logras de inmediato el resultado correcto. Así mismo, también recomienda que no sufras por el error, pues es ese el que te guió hacia la respuesta correcta.


2. Puedes ir varios pasos adelante

Si te pones a pensar, las matemáticas son tan complejas como un juego de ajedrez: al más mínimo error puedes provocar una gran catástrofe. Gracias a que siempre teníamos cuidado y analizábamos bien cada problema matemático, hoy en día aprendimos a estar más atentos y ser más responsables en nuestras acciones. Y, sí, también analizamos mejor nuestros problemas y buscamos minuciosamente su solución.


3. Las puedes usar a tu manera

Probablemente siempre hiciste caso a esos teoremas que te decían que sólo existe una solución y una manera de resolver las cosas. ¿Por qué debías creerles? En realidad, según el profesor Kun, no vale la pena confiar en la opinión de una autoridad hasta que lo investigues y lo entiendas a tu manera. Eso, precisamente, te lo enseñan las matemáticas, pues aprendes a resolver tus problemas usando tus métodos y entendiéndolos según te parezca conveniente.

Al parecer sirven más de lo que imaginabas.

Puede interesarte