Por Elena Cortés
16 febrero, 2017

“Mi hija no tiene donde terminar su educación”.

Desgraciadamente, aún vivimos en una sociedad llena de prejuicios donde si haces algo que a la gran mayoría “no le parece” te tildan de raro, de incorrecto, de malcriado. Pero, el día que abramos nuestros ojos y nos demos cuenta de lo que realmente interesa en la vida, de a pocos cambiarían esos pensamientos. Una madre acaba de denunciar a un colegio por discriminar a su hija por su corte de cabello. Y la verdad es que no hay nada más incómodo que eso.

El hecho ocurrió en el colegio Leyes de Reforma en Delicias, Chihuahua (México).

¿Qué pasó? Una niña llamada Bárbara estaba a punto de comenzar el año escolar (11-12 años), y fue a inscribirse al colegio donde había estudiado por mucho tiempo, y del cual se retiró por un par de años por trabajo de su madre. Por desgracia, la subdirectora del instituto rechazó y no por su promedio (que es uno muy bueno), sino por el corte de cabello que tiene.

Ella es Bárbara:

Facebook

Cuando su padre fue a inscribirla el primer día de clases, la subdirectora se negó a darle acceso a las clases porque decía que “no podía ingresar a un colegio así”.

Facebook

Otro día, el papá volvió para hablar con el director del colegio, pero este le volvió a reiterar que como no sabían del corte de cabello de la niña, la habían aceptado en el “icónico instituto educativo”, pero que al ver cómo estaba peinada ya no se podía porque las “reglas” dicen que las niñas llegan a ese colegio con un moño o algo por el estilo.

La mamá, Brenda, Rangel, denunció el hecho a través de redes sociales:

Una historia que me tiene muy molesta y me hace cuestionar una vez más el sistema educativo que en vez de formar seres…

Posted by Brenda Rangel on Monday, February 13, 2017

Se sabe que la Constitución de México, en su artículo 1 dice: “queda prohibida toda discriminación motivada por el género”.

Hoy, Bárbara no tiene colegio donde ir a estudiar… Hacemos la respectiva denuncia desde acá también, hay que luchar por la igualdad día a día y, al colegio qué le importa como la niña tenga el cabello, corto, largo, o pelada por último. ¿Están formando a jóvenes en educación o en qué cosa exactamente?

¡Hay que reflexionar!

Puede interesarte