Por Candela Duato
12 julio, 2016

Los niños escuchaban todo en silencio. Mira lo que pasa cuando es su turno.

Es «normal» que los adultos confundamos las cosas importantes de la vida, y le demos demasiada importancia a todo lo material. Damos por sentado que nos pertenecen porque fueron obtenidas por el esfuerzo del trabajo diario y las salvaríamos ante muchas situaciones. En este experimento social, los más pequeños nos dan una lección acerca del valor real de las cosas. A más de uno os removerá el corazón y os hará replantearos lo que en realidad importa.

Todos los que aparecen en escena son desconocidos entre sí, no son actores y no se basan en ningún guión para responder. Tampoco tenían ni idea de qué era lo que les iban a preguntar y, mucho menos, de la enseñanza que se iban a llevar.

httpv://youtu.be/H-H0xdZDsdo

¿Qué es lo realmente importante para ti?

Puede interesarte