Por Teresa Donoso
1 julio, 2016

¿Puedes leer la lista y decir que no conoces a nadie así?

El comportamiento auto-destructivo se refiere a una seria de conductas que ciertas personas tienen que los hacen actuar de una forma que los daña y perjudica. Muchas veces se relaciona con que la persona está viviendo momentos difíciles o trastornos como ansiedad o depresión que provocan que una persona adopte este tipo de conductas. A veces son evidentes y otras veces no tanto, lo importante es pedir ayuda para acabar con el patrón de destrucción.

1. Se aísla por voluntad propia

Aleja a la gente incluso si, paradójicamente, se siente muy solo.


2. Se sacrifica por los demás con demasiada regularidad

Llegando al punto de olvidarse de su propio bienestar físico y mental.


3. Suele boicotear sus logros o incluso sentirse deprimido y temeroso en vez de feliz cuando algo sale bien

Si algo sale bien, inmediatamente empieza a buscar qué cosa saldrá mal porque no cree que tanta bonanza junta sea posible.


4. Usualmente declina invitaciones a realizar actividades divertidas

Puede que también intente esconder que lo está pasando bien, en caso de que asista.


5. Insiste en relacionarse con personas que siempre terminan haciéndole daño

Como amigos o parejas que realmente no le hacen bien.


6. Muchas veces no logra llevar a término sus proyectos académicos o laborales

Incluso si tiene la habilidad de hacerlo.


7. Provoca que los demás se enojen y después se lamenta

Casi no se da cuenta que lo hace a propósito porque está muy encerrado en sus patrones mentales.


8. Evita que los demás lo ayuden o lo aconsejen

Porque si lo hace, tendrá que asumir y enfrentar todas sus conductas evasivas y autodestructivas.


9. No consigue rebelarse ante el abuso de poder, físico o emocional que pueda sufrir

Siente que es parte de lo que le toca vivir.


10. Manifiesta cierto tipo de conductas que son abiertamente dañinas

Como comer mucho o no comer nada o beber en demasía.

Si tú o alguien que conoces tienen una personalidad destructiva, es hora de pedir ayuda. No te sientas avergonzado, son cosas que definitivamente pasan en la vida. Lo importante es pedir ayuda y retomar el control de tu vida, porque nunca es demasiado tarde para ello. ❤️

Puede interesarte