Por Rocío Valenzuela
18 marzo, 2016

Nunca te va a rechazar.

Muchas personas que conozco concuerdan conmigo al decir: tener citas en el 2016 no es nada fácil. Hay más aplicaciones de citas que personas en ellas, y es muy difícil conseguir una o tomar la decisión correcta a través de una pantalla. Sin embargo, hay un tipo de relación que nunca te decepciona: la que tienes con el gimnasio. Trae más beneficios a tu estado de ánimo y salud que una cita, y lo mejor de todo es que nunca te rechaza, sino que te recibe de brazos abiertos.

Te tenemos una lista de cosas sobre por qué es mejor ir al gimnasio que salir en una cita:

1. Nunca te rechazará por como te ves


Al ir en una cita puedes enfrentarte con una persona tan superficial que se vaya al momento de verte. Y, créanme, he escuchado historias al respecto (no es como que me haya pasado). El gimnasio siempre te recibirá en tus prendas más antiguas para tener una buena hora de cardio.


2. No cancela a último minuto


Puede que tu cita se arrepienta y decida no ir. El gimnasio nunca hace eso, es más, se mete en tu cabeza para ejercer presión y que vayas a visitarlo más seguido.


3. Te dará más ejercicio que cualquier persona con la que llegues a tu casa


Puede que hayas escuchado que tener relaciones es un muy buen ejercicio, pero en realidad no quema tantas calorías como pensabas. Nada se compara a una buena rutina en el gimnasio.


4. En el gimnasio de seguro encontrarás personas más atractivas que los borrachos de un bar


Eso es un hecho. Puedes pensar que el mejor lugar para encontrar una cita es un bar, pero la verdad es que en los gimnasios hay muchas personas con mejor apariencia y que, claramente, se preocupan de ella.


5. Puedes decidir cuando ir, o cuando irte


En una cita de esas que dan sueño estás obligado a quedarte por el tiempo que sea “lo suficientemente cordial”, en cambio, cuando vas al gimnasio, es tu decisión.


6. Sin contar el pago mensual, el gimnasio tiene más beneficios


Te librará de estrés. En vez de darte más, te dará una buena figura y mejorará tu salud. Aún no conozco una cita tan fantástica que pueda darte esos beneficios, ¿y tú?


7. No necesitas arreglarte


Si te levantas y decides ir así, está bien. Allá probablemente quedarás más sucia de lo que llegaste.


8. No ganarás más peso yendo al gimnasio


Cuando sales a una cita sabes que vas a comer y beber algo, lo que obviamente hace que ganes unas calorías extra. En el gimnasio sucede todo lo contrario.


9. El gimnasio te llevará a superar tus metas


Esta es una tarea que es digna del gimnasio. Pocas personas pueden igualar el nivel de presión interna que tienes, cuando sabes que debes levantarte para ir y ser una versión mejor de ti mismo. No creo que tu cita lo logre.


10. Tiene muchos más beneficios que sólo físicos


El sólo hecho de que te haga liberar endorfinas te hace más feliz y sentir mejor de lo que te puede hacer sentir cualquier cita. Está comprobado que los beneficios van mucho más allá de los que se ven en frente del espejo.

¿Y tú, qué prefieres: gimnasio o cita?

Puede interesarte