Por Teresa Donoso
30 septiembre, 2015

Todos tenemos metas que queremos cumplir y creo que es algo natural y tremendamente sano. Sin embargo, muchas veces de tanto fijarnos en la meta nos olvidamos de todo lo que nos hemos esforzado para llegar hasta el lugar que hemos llegado y es ahí cuando la frustración se hace presente. ¿No nos pasa a todos de vez en cuando que a pesar de tenerlo todo sentimos que nada tiene sentido y que nunca lograremos tener la vida que realmente queremos? No importa si lo que buscas es aprender algo nuevo, perder peso, encontrarte a ti misma o aportar en una causa noble, muchas veces sólo hace falta mirar a tu alrededor y recordarte que sí, has caminado un largo camino y deberías estar orgullosa de todo lo que has logrado. Estos 10 signos te ayudarán a verlo de forma más evidente ya que claramente indican que estás en el momento y lugar indicado.

1. Ya no te comparas con los demás

4314

Cristina Torres

Puede que de vez en cuando sientas la tentación de hacerlo, pero siempre te detienes y te recuerdas que todos tenemos nuestro propio camino y que está bien que sea así.


2. Comprendes que todo tiene su belleza propia

Todas las personas, todos los objetos, todas las situaciones y todas las enseñanzas. Estás en ese punto en el que tú has comenzado a definir los conceptos en tu vida y no dejas que los demás te digan que es bello, que vale la pena y que no.


3. Aceptas a los demás tal y como son

4319

@jennnyee

No intentas cambiar a nadie, ni siquiera a tus más cercanos, ni siquiera a esas personas que tienen el mayor impacto sobre ti. Los aceptas como son porque sientes que esta es una forma de demostrarles tu amor.


4. Sabes que en toda dificultad se esconde una oportunidad

No siempre fue tan evidente, pero has llegado al punto de darte cuenta que cada vez que te enfrentas a un obstáculo te vuelves más fuerte y aprendes cosas que antes no sabías.


5. Te tratas con amor y respeto

4315

@Jooobaaa

Atrás quedaron los años en los que una y otra vez te repetías que tenías que ser ‘más así’ o ‘menos tal cosa’. Gran parte de estar en paz contigo misma en el presente tiene que ver con aceptarte tal y como eres.


6. Las expectativas ya no te esclavizan como antes

Ya no esperas que todo salga tal y como lo imaginabas. En vez de eso, lo ves como una posibilidad continua de sorprenderte todos los días con la magia de la vida.


7. Tu propia felicidad es lo más importante

4316

@ivannaezg

Sabes que para hacer a los demás felices y para transmitir este bello sentimiento primero tienes que ser feliz tú misma. Es por eso que cuidas de ti misma y te preocupas de tus necesidades emocionales.


8. Te sientes agradecida de todo lo que tienes en tu vida

Las posibilidades, las oportunidades, tus amigos, tu familia, la gente que te ama. Has llegado a ese punto en tu vida en el que todo tiene un poco más de sentido que antes.


9. El futuro te emociona

4320

@jayalvarrez

Y también te asusta un poco, seamos honestos. Sin embargo, sigues pensando que tener cientos de posibilidades y alternativas es una bendición, incluso si antes nunca pudiste comprenderlo.


10. Has comenzado a entender que el presente es lo más importante

El pasado ya se fue, el futuro aún no llega. Está claro que vivir el ahora debería ser una de nuestras grandes prioridades.

 

Puede interesarte