Por Camila Cáceres
11 Abril, 2017

Todos necesitamos una recarga de vez en cuando.

Hay algunos momentos que simplemente te pasan por encima como un tanque militar conducido por un elefante, mañanas donde nada te sale bien y no sabes cómo vas a enfrentar el resto del día. Lo más importante es jamás desesperar, respirar profundo, recordar que lo que no te mata te hace más fuerte y darte un minuto para recuperar energías.

Es fundamental tomarse un momento de vez en cuando para mantener la mejor cara frente al mal tiempo que, después de todo, es sólo clima y eventualmente pasará.

Éstas son sólo algunas ideas a las que puedes recurrir cuando necesitas urgente una recarga de buenas vibras.

1. Sentir el olor a tierra mojada

Mara Parra / UPSOCL

Hay olores que sencillamente tranquilizan el alma, como el de los libros viejos, tus flores favoritas o una cocina en la que acaban de hacer galletas. Además el olfato está directamente relacionado con la memoria, así que considerarlo te ayudará a pensar en cosas agradables.


2. Cortarse el cabello

Mara Parra / UPSOCL

Es algo que típicamente hacemos las chicas cuando necesitamos un cambio drástico. El literal quitarte peso de la cabeza siempre se vuelve maravillosamente metafórico, y aunque quizá no te ponga eufórico de felicidad, sí ayuda a dejar atrás las malas vibras.


3. Quitarse los zapatos

Mara Parra / UPSOCL

Mitad es el acto de romper tu rutina y mitad liberar tus pies de su calurosa prisión. Evoca además ese mágico momento al final del día cuando llegas a casa y te puedes relajar, echar en la cama y no preocuparte más que de poner algo en Netflix.


4. Sonreír

Mara Parra / UPSOCL

Ya hay varios estudios que confirman los beneficios de sonreír, sobre todo para el ánimo. Si te cuesta demasiado, ve al baño y, mientras te miras al espejo, trata de hablar en balleno como Dori o haz el puchero más grande que puedas. Te aseguro que funciona.


5. Planear un viaje

Mara Parra / UPSOCL

No es necesario que puedas, de hecho, viajar, pero soñar es demasiado bonito y te ayudará a llevar tu mente a parajes más agradables. Escribe todo lo que te gustaría hacer y dónde, y quién sabe, quizá hasta te dé la motivación que te faltaba.


6. Explotar burbujas plásticas

Mara Parra / UPSOCL

¿Necesito agregar más? Esta es una actividad que todos hemos disfrutado alguna vez. ¡Sólo ten cuidado de no hacerte adicto!


7. Cantar con karaoke

Mara Parra / UPSOCL

Abre Youtube y lúcete cantando a voz de cuello. Cualquier parte de tu casa puede convertirse en tu escenario. ¡Después de todo, eres una estrella! Puntos extra si usas algún artículo como micrófono.


8. Hablarle a un animal

Mara Parra / UPSOCL

No hay nada en el mundo como mantener una conversación con tu mascota o un niño demasiado pequeño para entender lo que dices. Nada tiene que ver con hablar solo, y te deja siempre con una sonrisa de oreja a oreja. Además, está comprobado científicamente que es una muestra de inteligencia.


9. Darse un baño caliente

Mara Parra / UPSOCL

Si tuviste un día de esos que destruyen todos tus buenos sentimientos, llega directamente a darte un baño. El agua caliente relajará tus músculos, lo que le envía una señal a tu cerebro de que debe premiarte con endorfinas por acabar con la tensión que llevabas. Y seguro dormirás mucho mejor.


10. Que una persona amada te acaricie el cabello

Mara Parra / UPSOCL

Quizá te quede mirando raro cuando se lo pidas, pero este simple gesto de afecto es una de las cosas más sanadoras que puede sentir un corazón agotado, sobre todo si viene de parte de un abuelo.

¡Y recuerda siempre que la vida es un carnaval!

Te puede interesar