¿Todavía sigues usando minifalda?

«¿Todavía sigues usando minifalda? ¿Aún estás soltera? Pero si ya estás bastante grandecita«. Es la pesadilla que un montón de mujeres escuchan de las personas que las rodean. Después de los 30, todo empieza a ir a contrarreloj y no falta quien lo saque a relucir.

La verdad es que las muchachas de estos tiempos somos más frescas, joviales y atrevidas.

Así que no hay razón para hacer lo que «debe ser» cuando se rebasan los 30. No la hay, no, no existe. Cada vez que escuches una de estas barbaridades, da alguna de estas infalibles respuestas y sigue brillando.

1. Nunca vayas sola a un restaurante después de los 30

Te dirán que una mujer sin compañía, enciende varias señales de alerta roja. Sí, sí. Diles que la solución es llevar varias muñecas inflables para hacerlas pasar por tus amigas. ¡Magia!

➡️ Error: puedes ir sola cuántas veces quieras.


2. Deja de comer chatarra

Escucharás que «A tu edad» la papas y las golosinas no van contigo. Responde que es tiempo de comenzar a comer CHATARRA de verdad. Dos hamburguesas con queso y tocino, media pizza de pepperoni y cucharadas soperas de Nutella, por favor.

➡️ Sí, puedes comer comida chatarra si es lo que quieres. ¡Yes!


3. Deja de usar lentes de sol

Tu madrina incómoda te mirará feo y dirá las  mujeres de 30 deben olvidarse de los grandes lentes de sol de la temporada pasada. Cuando digan eso entonces quítatelos y cúbrete los ojos con las dos manos. Al fin que  eso siempre está a la moda. ¡De nada!

➡️ O los lentes de sol grandes de la temporada pasada. ¡Yupi!


4. Deja de enseñar las piernas

Y claro que van a insinuarte que tendrás que dejar de usar tus minis y shorts. Entonces, cada vez que QUIERAS vestir como cuando eras «joven» cúbrete las piernas con lo que esté a tu alcance, ¡y listo! No estarás enseñando las piernas. Porque ya sabes: «Tienes 30» 🙄 🙄 🙄.

➡️ ¡Me encantan tus piernas! Y PUEDES seguir usando lo que más te guste.


5. Deja de comprar moda «pasajera»

Ok, esto va en serio: tus gustos por la moda NO deben cambiar después de los 30. De hecho, sólo tienes que elegir el trabajo y el traje adecuado y te verás a la moda lo que te queda de días de vida. ¡Yeiii!

➡️ Los uniformes ejecutivos son tan estilosos. ¡Qué suertuda de verte así!


6. Esconde tus canas a toda costa

Imperdonable que alguien las note. Responde a ese incómodo comentario usando un ridículo sombrero de carnaval que te llevaste a casa el día de la boda de tu amiga.

➡️ ¿Qué tiene de raro?


7. Disimula las arrugas

Lo mismo que el sombrero. Cada vez que te digan que «los 30 ya se te notan en el rostro», usa una espeluznante máscara para que nadie note las arrugas.

➡️ ¡No sé cómo te atreves sentirte orgullosa de ellas! ¿No?


8. Tienes que buscar el amor

No escuches los comentarios que te dicen que DEBES tener citas y citas para que puedas encontrar el indicado o de lo contrario serás una fracasada. Pero sobre todo promete que dentro de ti serías capaz de hacer eso en un bar sólo para pasarla bien.

➡️ ¿Cuál es el apuro de las tías de encontrar el amor ahora, ya, ya, ya? Me encantas porque te sabes disfrutar.


9. ¡Te ves ridícula usando redes sociales!

Claro, porque tienes más de 30 😒. Queremos verte usando pergaminos, plumas de avecitas y labrando piedras. ¿Se entiende la idea?

➡️ Ok.


10. Invierte como se debe en maquillaje «del bueno»

Si para eso trabajas y gana$. Ya no estás para ir a buscar ofertas de cosméticos en los tianguis. En su lugar, ya estás bastante grandecita como para comprarte productos de belleza caros, hechos con la sangre de veinteañeros.

➡️ No funciona en personas «traga-años»


11. Por último: definitivamente ya no eres una «veinti-siempre»

Tienes que olvidarte de decir que tienes veintidiez, veintionce o veintidoce años. Tú única salvación es construir un DeLorean y volver a los 20.

➡️ ¿Se puede?

De 30, 40 o 50, lo que importa es que te sientas bien contigo y que se refleje en lo que proyectas.

¡Qué seas muy feliz!

Puede interesarte