Por Jessica Balseca
19 julio, 2016

Si no eres ni lo uno ni lo otro, pero sí eres perezoso, por favor lee esto.

Es cierto que algunos seres humanos no nacimos con la capacidad de tener más pereza que lo normal. Es decir odiamos levantarnos temprano, pero también odiamos acostarnos tarde. Osea ni lo uno ni lo otro, y no es tan difícil de entender, somos de esas personas a los que lo único que les importa es dormir, descansar, etc. Si eres una de estas personas que no encaja con los madrugadores, pero que tampoco encaja en el mundo nocturno, es seguramente porque eres un perezoso. Así es un perezoso completo. ¡esto es para ti! 

1.Este probablemente eres tú todas las mañanas


2. Sabes que eso nunca funcionará para ti


3. En algunos momentos recurres a cosas bastante simples y básicas para poder despertarte


4. Mantenerte alerta en el trabajo es casi imposible


5. No importa cuanta gente haya a tu alrededor, hay momentos en los que no puedes controlar ni el sueño, ni la pereza ni nada


6. No entiendes para qué levantarte cuando puedes estar así todo el día


7.  Comer así sería una gran solución para tus problemas con la pereza


8. Tus bostezos son incontrolables


9. Necesitas cafeína para poder continuar con tu día como una persona normal


10. Aunque vayas por la quinta taza, sigue siendo difícil para ti lograr estar al 100% del todo


11. Lo más terrible para ti es que te despierten en el medio de la noche por cualquier tontería

sleepy


12. Porque dormir para ti, es sencillamente lo mejor que hay en tu vida

Puede interesarte