Por Felipe Hernández
13 abril, 2016

¿Crees estar haciendo bien las cosas?

La relación que mantienes entre tu trabajo y tu vida personal es increíblemente relevante para tu bienestar. Según los expertos, estas dos cosas están directamente relacionadas, ya que involucran un alto nivel de inteligencia emocional, es decir, manejar tus emociones frente a las situaciones que enfrentas en ambos ámbitos de tu vida y como cada uno afecta al otro. Las confesiones que haces en tu lugar de trabajo son muy importantes, pues ayudan a las personas a formarse una opinión de ti. Pero, ¿estás dándoles la información correcta para que lo hagan? Descúbrelo a continuación, revisando las 12 cosas que las personas exitosas jamás revelarían en sus trabajos:

1. Cuánto dinero estás ganando

Es muy interesante saber cuánto dinero recibe cada uno de tus compañeros, pero eso es algo que no siempre termina bien.


2. Tus creencias políticas y religiosas

Nadie quiere escuchar a alguien estar en desacuerdo con lo que piensa, por eso, deberías dejar estos temas para otras ocasiones.


3. Lo que haces en la cama

Si no tienes la confianza para hacerlo, solo vas a ganarte la reputación de ser una persona que trata temas incómodos.


4. Lo que otros hacen en la cama

En serio, lo que pasa en la cama, es problema solo de esas personas. No destruyas tu reputación hablando de la vida privada de otros.


5. Tu afán por consumir alcohol o drogas

Quizás disfrutes mucho hacerlo, pero hablar de esto con orgullo es una forma de demostrar inmadurez. Y tampoco es tan entretenido.


6. Lo crueles que pueden llegar a ser tus chistes

Puedes ser inteligente con tus chistes, eso demuestra creatividad. Pero si eres de chistes desatinados, deberías considerarlo dos veces antes de quedar como el desalmado de tu equipo.


7. Tu intención de conseguir el trabajo de alguien más

Ese es un objetivo que tienes que compartir solo contigo, ya que no quieres ser el compañero que todos temen pueda quitarles su puesto.


8. Tu intención de conseguir otro trabajo

Es mejor hacerlo solo cuando ya estás con completa seguridad de tus planes, antes de eso, solo te convertirás en una persona que no quiere seguir formando parte del equipo.


9. Las locuras que hiciste cuando eras más joven

Está bien, todos estamos algo orgullosos de lo alocados que éramos antes, pero ¿qué es lo que realmente aporta eso a tu carrera?


10. Lo que compartes en tus redes sociales

Empieza a poner atención en lo que compartes, haces y dices, las redes sociales son cada vez más importantes a la hora de discernir qué empleados son los adecuados para mantener.


11. La opinión acerca de tus compañeros

Humillar a tus compañeros por sus habilidades está mal, quizás sea mejor dejar que la persona responsable de eso lo haga.


12. Que odias tu trabajo

Esto no debería explicarlo, pero bueno. No vas a llegar a ninguna parte mientras estés odiando el lugar en el que estás, lo que tienes que utilizar para surgir y emprender tu camino. Todos odiamos el trabajo a veces, lo importante es saber superarlo y manejar las emociones hasta que no lo necesitas más. Aprende de tu experiencia, saca lo mejor de ella.

Puede interesarte