Por Josefina Pizarro
10 mayo, 2017

¡¡LIBERTAD!!

Muchos de nosotros nos desnudamos por lo menos una vez al día, aunque sea para sólo ducharnos. Por muchas razones que no comprendo no pasamos desnudos el tiempo que deberíamos, ya sea porque nos da vergüenza, porque hay gente en la casa o porque hace frío. Ahora… ¿qué pasaría si te digo que estar desnudo en realidad te podría traer beneficios? Estas 12 razones te ayudarán a ver mi punto de vista que, según yo, es genial.

1. Saltar de pronto se convierte en una sensación increíble.

En serio, hazlo. Todos nos movemos un poco, así que mueve esas carnitas orgullosamente.


2. Todo se siente diferente.

No has intentado todo desnudo hasta que hayas dormido como nos envió Dios al mundo o estar en el sofá. Es una experiencia, créeme.


3. Tu ropa durará más.

Si estás desnudo puedes comer lo que quieras sin problemas a mancharte. ¡Bono a los que ensucian todo siempre! No más manchas en tus vaqueros preferidos.


4. Eres tú mismo.

Literalmente eres tú, sin nada más que tu cuerpo. No estás en el trabajo o en la uni, eres tú y nadie más.


5. Te pones más cómodo con tu cuerpo.

Usamos ropa para intentar ocultar ( o disimular) quienes somos, pero no mucha gente sabe lo que realmente es. La mejor manera de sentirse cómodo con su cuerpo es conocerlo, así que invierte un poco de tiempo en ver a tu ser físico. Mientras más sabes, menos temes.


6. Impulsa tu confianza.

Si siempre vas con ropa, ¡imagina cómo te sentirás sin ellas! Eres sexy, más fuerte y capaz de asumir cualquier cosa.


7. A veces es todo un descubrimiento.

Has visto tu cuerpo alguna vez y piensas “¿cuánto tiempo llevo eso ahí?” No deberías esperar ver cosas aparecer cada dos días, pero es una buena idea darte un auto-chequeo de vez en cuando.


8. Hace que tu cuerpo respire.

Sudamos, corremos, nos sentamos, nos cansamos. Hacemos de todo con el cuerpo y no le damos un respiro, además de usar ropa muy ajustada todo el tiempo. Déjalo respirar, te lo agradecerá.


9. Inspira a tus amigos a estar desnudos.

¿Y por qué no?


10. Y ahora, un poco de intimidad.

No necesariamente sexo, aunque la falta de ropa sin duda apunta a eso, pero me refiero al sentido de cercanía entre dos personas se ve reforzada. Le estás mostrando la parte más íntima tuya a otra persona, lo que es algo de enorme confianza.


11. Es perfectamente natural.

La ropa es algo que sirve con un propósito social. No debes sentirte extraño por estar desnudo (claro que no todos te quieren ver en toda tu gloria, pero entiendes el punto). Inténtalo, aunque sea una vez.


12. Y por último, es francamente liberador.

Adiós jeans ajustados, adiós sostén malvado, ¡HOLA LIBERTAD!

¿Que otro beneficio agregarías? ¡Cuéntanos!

Te puede interesar