Por Andrea Araya Moya
11 diciembre, 2015

Aprende a decir “no”.

Cuando vivimos la adolescencia solemos escuchar cientos de consejos para que seamos felices y llevemos un estilo de vida saludable y ameno. Sin embargo, a veces no hacemos caso a esas sugerencias y seguimos viviendo como si nada. Pero no es lo que deberíamos hacer.

Ahora, en nuestros veintitantos, deberíamos tomar esos consejos y llevarlos a la práctica. Nuestra felicidad depende de ello.

1. Los fracasos te hacen más fuerte

Hay quienes creen que fracasar sólo ayuda a que te sientas peor que antes, pero no. Cuando fracasas abres los ojos y comienzas a analizar tus errores. A darte cuenta de que hay cosas que debes mejorar, lo cual te hace mucho más fuerte que antes. Sólo por tu experiencia.


2. Que algo no te resulte no significa el fin del mundo

Lo mismo que fracasar. Que algo no sea tal como querías no significa que nunca más volverás a tener la oportunidad. Sigue adelante.


3. Concéntrate más en ti mismo que en lo que los demás digan de ti

Lo mismo aplica a cuando te preocupas más por los chicos, cuando eres chica, y por las chicas, cuando eres chico. Concentrarte en los demás sólo hará que pierdas tu propia identidad y valoración.


4. Aprende a decir “no”

Si le dices “sí” a todos y a todo sólo atraerás más problemas que cosas buenas. Di “no” cuando sea necesario y cuando lo sientas.


5. No te pongas etiquetas

No te encasilles en estereotipos a los que no perteneces, ni tampoco permitas que los demás lo hagan por ti.


6. Aprende a valorar más a quienes te rodean

Aprecia a tus seres queridos y disfruta del tiempo que pasas con ellos, no querrás arrepentirte después cuando ya no puedas estar con ellos.


7. Aléjate de quienes aparentan ser tus amigos

Deja de lado a esas personas que te influencian negativamente, que son interesadas, y que no te hacen sentir bien. Costará, pero valdrá la pena.


8. Siempre debes perseguir tus sueños

Jamás abandones aquello que amas y que te inspira. No dejes de lado lo que te apasiona y, más aún jamás dejes de luchar por tus sueños. Todos nos merecemos lograrlo.


9. Una calificación no mide tu inteligencia

Una buena o mala calificación en la escuela o en la universidad no mide tu inteligencia, así que no te sientas tonto cuando no obtengas la calificación que querías. Hay muchos factores que pueden incidir, y tu inteligencia sólo es la mínima parte de ello.


10. Eres mucho más fuerte de lo que crees

Mucho más. Habrá instancias en las que podrás darte cuenta.


11. Escucha a tu corazón

Siempre actúa desde el corazón, es el único que te guiará correctamente hacia lo que quieres y te hace feliz.


12. Siempre preocúpate de ser tú mismo

Jamás intentes ser la versión de segunda mano de alguien más, sé la versión auténtica de ti mismo siempre. No intentes vivir la vida de otro, vive la tuya, esa es la consigna.

Puede interesarte