Por Valentinne Rudolphy
7 agosto, 2015

No puedo ser la única. No me pueden decir que estoy sola en este sentimiento o estilo de vida o rasgo de personalidad, porque no lo voy a creer. Sé que nadie quiere admitir que le gusta que todo esté bajo control, y que sino te sales un poco de quicio. Pero es así, más que controladora, estás obsesionada con el orden y eso afecta todo, pero TODO en tu vida.

Eres el tipo de chica que arranca la hoja cuando no le gusta como quedó y prefiere partir de cero. Eres el tipo de chica que cuando le cambian los planes, aunque sea algo muy insignificante, comienza a sentir una comezón extraña por el cuerpo. ¡Y es que tú solo tienes buenas intenciones, no un problema! Quieres que todo salga bien, siempre, a todas horas, todos los días del mes.

1. No es que tengas un carácter fuerte

2. Es que a veces te gusta que las cosas salgan de buena manera… a tu manera

«Puedo ser flexible. Mientras todo sea exactamente cómo lo quiero, soy totalmente flexible».

3. Algunos podrían decir que es un problema

«Soy como una maniática del control».

4. Pero la verdad es que no entienden tu pasión por la perfección

5. No entiendes cómo hay personas que dejan asuntos al azar

6. Reconoces tener algunas manías, pero es solo de vez en cuando

7. Pero solo son pequeños hábitos para mantener todo… de la manera que te gusta

8. Te gusta que todo esté bajo control, y ojalá en orden

[Grita internamente].

9. Pero es una virtud, para nada crees estar fuera de control (quizás sí)

10. Ni hablar de cuando alguien cambia los planes a último minuto

11. O que olviden lo que habían acordado

«Estás acabado».

12. Pero insisto: encontrarás pocas personas tan eficientes y ordenadas como nosotros

13. De a poco, el mundo se irá ordenando bajo tus principios y te parecerá un lugar mejor (y luego, irás por la dominación mundial)

Puede interesarte