Por Felipe Hernández
23 febrero, 2016

“¿Y eso fue todo?” es uno de ellos.

Aunque a veces lo has logrado, durante el sexo es muy difícil desconectarse de los pensamientos, la verdad es que la mayoría del tiempo estás pensando muchas cosas y evitarlo es simplemente imposible. Cuando estás en la intimidad, las cosas que pasan por tu mente no tienen ningún tipo de filtro y sean buenas o malas, no puedes negar que existieron. Aunque muchas veces fue mejor dejarlos en tu mente, por el bien de todos, estos son algunos de esos pensamientos:

1. “¿Y eso fue todo?”

Cuando estás recién en la mitad de todo lo que planeabas hacer y él ya está listo, pero tus ganas no se han ido a ninguna parte.


2. “Por favor, que no me pida disculpas”

Cuando acaba de tener algún accidente (que es normal, a todos les pasa), pero no quieres consolar a un hombre desnudo porque eso no suena muy agradable.


3. “Bueno, eso no es precisamente lo que me esperaba”

Cuando te enfrentas por primera vez a su cuerpo desnudo y descubres que no hay forma alguna de descifrar su tamaño. Finalmente, es un mundo de sorpresas.


4. “No, mi panza no, acabamos de comer”

Cuando piensa que tomarte por tu estómago después de una cena es buena idea, así que llevas su mano a cualquier otra parte de tu cuerpo que de verdad funcione.


5. “¿De verdad está esperando que yo lo haga?”

Cuando alguien tiene que encargarse de hacer los honores del preservativo, pero la oferta no te convence mucho porque prefieres que él realice el trabajo completo.


6. “No, definitivamente estoy muy cansada para cambiar de posición”

Cuando comienza a hacer pequeños movimientos para cambiar de posición, pero tú no estás interesada y no piensas hacerlo, a no ser que sigas estando acostada…


7. “En verdad sabe lo que está haciendo”

Cuando te sorprendes porque sabe muy bien cómo hacerte sentir bien y comienzas a preguntarte dónde lo aprendió, porque sea donde sea… Gracias a quien se lo haya enseñado.


8. “Me imagino cómo sería con…”

Una fantasía no tiene nada de malo, no es algo personal, es el poder del cerebro humano que hace aparecer a Ricky Martin justo en ese momento.


9. “Esto no está funcionando”

Cuando está tratando de encontrar cosas en lugares que sabes que no están y además, está muy lejos de acercarse a donde realmente se encuentran. Lo peor es que no es tan difícil.


10. “¿Cuánto tiempo llevamos acá?”

Cuando perdiste la noción del tiempo porque lo estabas pasando muy bien (o muy mal), pero necesitas una dosis de mundo real para saber cómo seguir enfrentando la situación


11. “Espera, ¿ese fue mi teléfono?”

Cuando no necesitas una dosis de realidad pero no puedes evitar notarlo y la duda se queda dando vueltas en tu mente por un buen rato.


12. “Esto de seguro lo sacó de una película”

Cuando está intentando hacer algo que no podría haber salido de ninguna otra parte que no sean las películas de fantasía más irreales que hayan podido existir en el mundo. Sí, esas.


13. “¿Cómo puede haberse dormido ya?”

Cuando no han pasado ni cinco minutos desde que terminaron y ya se quedó dormido, porque de alguna forma pudo lograrlo… Y tú ni siquiera estás enojada, solo muy impresionada.

Puede interesarte