Por Teresa Donoso
15 diciembre, 2015

Deja que sean el camino que te guíe a un 2016 lleno de eso que tanto deseas.

Estamos a punto de comenzar un nuevo año y comienzan a aparecer en nuestra vida posibilidades para transformarnos. No importa cuál sea tu meta, al final del día todos queremos ser más felices, sentirnos más tranquilos y tener más energía. Todo esto es posible, lo único que tenemos que hacer es proponernos pequeños cambios que podemos realizar lentamente. Nadie dice que tomes decisiones radicales, pero si te sientas a planear qué es lo que quieres cambiar y que cosas quieres mantener igual puedes desarrollar un interesante plan. Estos son 14 desafíos para realizar durante 14 días y para ir lentamente agregando en tu rutina semanal. Al cabo de dos semanas habrás logrado hacer más cambios que en todo un año y te sentirás mucho más liviano y preparado para enfrentar la nueva etapa que pronto comenzaremos.

1. Mira la vida de forma positiva todos los días

Reconoce cada vez que tengas un pensamiento negativo y pregúntate de dónde viene. Después, cámbialo por uno positivo. No te enojes si el tráfico está lento, intenta verlo como un momento para pasar contigo mismo o para hablar con alguien que te importa. Si de todo logras sacar algo bueno lentamente comenzarás a vivir una vida mucho más positiva.


2. Di lo que sientes, y evita las mentiras, durante 14 días

Muchas veces mentimos no porque queramos, sino porque queremos evitar que los demás se sientan mal. El problema es que muchas veces terminamos ignorando lo que realmente queremos decir y expresar. Sé amable, pero comienza a decir lo que realmente piensas.


3. Todos los días toma un descanso después de almorzar

Date 15 minutos para ver un video que te haga reír, para leer algunas páginas de tu libro favorito o simplemente para dejar que tu mente quede en blanco. Será de gran ayuda.


4. Descarta un objeto de tu clóset que no uses cada día

Cada día, cuando te vistas, escoge un objeto de tu clóset que sabes que no usarás porque no te queda bien o porque ya no te gusta. Así pronto tendrás un guardarropas que realmente refleje tu personalidad.


5. Decide dejar ir aquella relación que no te hace sentir feliz

Sea de amistad o sea amorosa, sé honesta contigo misma y decide cambiar, mejorar o simplemente olvidarte de ciertas relaciones.


6. Cada mañana lee algo que te inspire

Aunque sea sólo un párrafo, aunque sean sólo unas páginas. Parte cada día de esta forma porque te hará sentir que cualquier cambio es posible.


7. Crea un presupuesto y no gastes más de la cuenta

Conoce tus gastos a la perfección y luego crea un presupuesto. Intenta seguirlo, ahorrar y no gastar en cosas que no necesitas.


8. Olvídate de la televisión y dedica una hora de tu día a algo que te apasione

Quizás hay algo que hace mucho quieres hacer y aún no haces. Planea una meta a largo plazo y divídela en pequeñas metas más cortas. Dedica una hora cada día a trabajar en ello.


9. Intenta todos los días tener conversaciones que no sean superficiales

Escucha con atención a quienes te hablan y habla de temas que te parezcan más profundos. De esta forma enriquecerás cada una de sus interacciones interpersonales.


10. Toma una foto y escribe un párrafo cada día

Decide tomar una fotografía de algo que defina tu día y luego escribe un párrafo al respecto. Puedes hacerlo en un formato digital o en un diario privado. Así podrás ver en qué cosas te centras y cuál es el foco de tu vida.


11. Enfrenta algo que te asuste un poco

Enfrenta tus miedos, por pequeños que sean. Acepta esa oferta que tanto nervio te provoca o di eso que sabes que quieres decir independiente de lo que digan los demás.


12. Escribe algo que te molesta y busca una forma de remediarlo

Hay cientos de cosas que nos molestan cada día, sin embargo, si en vez de quejarte buscas una forma de resolver el problema te darás cuenta que tu vida se volverá mucho más productiva y feliz.


13. Ejercita 30 minutos cada día

Ejercita porque sí, ejercita porque te hace sentir bien y porque te ayudará a relajarte.


14. Reflexiona, al final de tu jornada, durante 10 minutos

¿Qué cosas te gustaron? ¿Qué cosas no te gustaron? Reflexiona sobre todo lo que salió bien y define un plan para seguir viviendo cada vez más feliz, cambiando lo que no te guste y sintiendo que tienes el poder de hacer de tu vida lo que tú quieras.

¿Cuáles proyectos escogerás hacer? ¡Cuéntanos!

Puede interesarte