Por Rocío Valenzuela
9 febrero, 2016

No sienten vergüenza de bailar en cualquier lugar.

Los bailarines en general, siempre se han clasificado en un grupo aparte de lo que se denomina «la gente común y corriente». Pueden hacer que los movimientos más complicados parezcan un paso muy fácil de hacer (lo que no es verdad bajo ningún punto), y sin ninguna complicación llevan su pierna hasta atrás de la cabeza. La mayoría parece estar hecho de goma y no de huesos.

Si eres de estos extraños seres de flexibilidad infinita, acá te dejamos una lista de cosas con las que te puedes identificar:

1. Bailan en cualquier lugar cuando empieza a sonar una canción


2. Entrenan a parte de bailar


3. No tienen problema con sentarse en el suelo


4.  Prefieren andar sin zapatos


5. Van a fiestas únicamente a bailar


6. Elongan sobre cualquier superficie


7. Pasan muchas horas ensayando en habitaciones vacías


8. Hacen pequeños movimientos raros cuando están pensando en una coreografía


9. Usan mallas practicamente la mayor parte de su vida


10. Voluntariamente se someten a dolor


11. Hacen piruetas en su vida diaria (como para saltar un charco con gracia)


12. Y pasos de baile para complementar cualquier movimiento


13. Son seres con mucha disciplina


14. Cuidan mucho su cuerpo


15. Y tienen muy buena memoria corporal

Puede interesarte