Por Rocío Valenzuela
23 febrero, 2016

Quitarte el sostén es una de las mejores.

En la vida de una mujer hay momentos del día a día que se transforman en una real tortura. Tener que caminar a diario al trabajo en zapatos altos, usar accesorios dolorosos sólo para verte un poco mejor, y ni mencionar la ropa interior que a veces nos reduce dos tallas, con tal de que ese vestido te quede sin ninguna marca.

Acá va una lista de los momentos más placenteros que una mujer puede experimentar en su vida diaria:

1. Ver que la ropa que usabas hace años aún te queda

Warner Bros. Television
Warner Bros. Television

2. Ver que aprendiste a delinear tus ojos de manera perfecta


3. Llegar a casa luego de un largo día y sacarte el sostén


4. Quitarte los accesorios dolorosos como aros y anillos incómodos


5. Ponerte unos zapatos altos que te queden perfectos


6. Luego sacártelos después de caminar todo el día en ellos


7. Dejar crecer tus pelos de las piernas por largo tiempo


8. Luego depilarte y sentir que tu piel es como la seda


9. Tomar tu cabello en una cola de caballo perfectamente hecha en el primer intento


10. Redescubrir ropa vieja de tu armario y volver a usarla


11. Abrir un labial nuevo y ver su linda forma perfecta


12. Quitarse la faja y sentir como tus órganos vuelve a su lugar de origen


13. Dejar escapar un gas luego de aguantarlo durante toda la cita


14. Caminar desnuda por tu casa


15. Sacarte el maquillaje y sentir que tu rostro vuelve a respirar


Son cosas que los hombres NUNCA entenderán y nosotras debemos enfrentar en el día a día batallando entre el dolor y el placer.

Puede interesarte