Por Felipe Hernández
1 julio, 2016

“Querido diario…” como si de verdad fuera una persona.

Los diarios de vida son una parte muy importante en el desarrollo de las personas… ¿Cierto? Espero que así sea, casi todos llevamos uno en algún momento de nuestras vidas, sobre todo cuando estás pasando por muchas cosas y necesitas de alguna forma para desahogarte. Y si tú también tenías uno, probablemente recuerdes haber escrito una de estas 15 cosas patéticas (tu mamá también debe recordarlo, porque ya sabes…).

1. POR SUPUESTO QUE REVELASTE TODOS TUS SECRETOS EN ÉL

Porque por alguna extraña razón creías que de verdad era privado y nadie, pero NADIE sería capaz de leerlo… Hasta que alguien lo hizo.


2. El chico/chica que te gustaba pero no había forma de que te tomara en cuenta y lo devastador que eso era

A pesar de que tenías, ¿cuánto… 7 años?


3. Poemas, solo cuando la inspiración alcanzaba niveles espirituales

“Me gusta tanto como me gusta comer, me gusta tanto verlo correr”, impresionante.


4. El nombre de las personas famosas que te robaron el corazón y lo triste que era saber que jamás tendrías la posibilidad de conocerlas

Leonardo DiCaprio, seguro.


5. La fecha exacta del día, porque en algún momento eso sería muy relevante… O no tenías nada más interesante que contar

“Querido diario, hoy día es 7 de mayo del año 1996”.


6. La vida secreta de tus mascotas, porque sabías todo lo que hacían

Pero en general solo dejabas constancia escrita de tu amor por ellas.


7. LITERALMENTE TODO LO QUE HACÍAS EN EL DÍA

Desde el minuto en que abriste los ojos, hasta que los volviste a cerrar… Luego descubres que los detalles son demasiado sacrificio.


8. Corazones con tu nombre y el nombre de la persona que te gustaba

Porque esa era la única forma de hacer tu amor realidad.


9. Reflexiones realmente profundas acerca del mundo que en realidad no tenían nada que ver contigo

Del tipo “el mundo sufre una enfermedad llamada amor”.


10. La cantidad exacta de odio que sentías por cada miembro de tu familia cuando no te entendían

“Odio a mi mamá con toda mi vida, no me deja comer helado”, terrible.


11. Muchas páginas de historias que no eran tan importantes, pero querías sentir como que habías escrito mucho

¿Quién no lo hizo?


12. “Querido diario”, porque cómo iba a saber que le estabas hablando si no lo dejabas claro…

Como si realmente fuera una persona.


13. Listas de personas a las que considerabas tus mejores mejores amigas y amigos, porque eso era muy importante

“Ella es mi mejor mejor amiga, la otra es solo mi mejor amiga”.


14. Y por supuesto, listas de personas con las que jamás hablarías en tu vida

Probablemente esos niños que no te dejaron jugar con ellos.


15. “Hola”, porque a veces simplemente te quedabas sin cosas que decir

¡LARGA VIDA A LOS DIARIOS DE VIDA!

Puede interesarte