Por Teresa Donoso
1 julio, 2016

No, no brillo como Edward Cullen.

Tener la piel extremadamente blanca no es sencillo. Es como si, por alguna razón, te hubiesen dado la piel de Gasparín pero con la habilidad de quemarte como jaiba con sólo pasar 5 segundos al sol. Lo peor es cuando la gente te sigue preguntando porqué eres tan blanco… si lo supieras no tendrías este dilema.

1. Cuando te pones ropa negra pareces inmediatamente gótico o emo


2. Intentas hacerte sentir mejor sobre tu color de piel constantemente


¿Al menos los colores oscuros se te ven mejor? ¿no? (no).


3. Secretamente odias a todo aquel que sea moreno y que logre broncearse de forma espectacular y sin mucha dificultad


4. Para las chicas, intentar encontrar una base que vaya con el color de su piel es casi imposible


Todo es demasiado oscuro.


5. No puedes vivir sin gafas de sol


Es como que toda la luz te molesta demasiado.


6. Nunca logras broncearse, tú sólo te quemas y quedas rojo


7. Y las pocas veces que sí lo logras después de pasar 2 semanas en la playa la gente te dice: ‘¿hey, no que andabas en la playa?’


8. A la gente le encanta darte apodos irónicos


Te la pasas todo el verano con gente que te dice ‘la morena’ por lo blanca que estás.


9. Odias cuando la gente saca fotos con flash porque sales MÁS BLANCO aún


Y pensabas que no era posible.


10. La gente que no te conoce siempre piensa que estás enfermo… por lo pálido


11. Lo peor es sonrojarse


Porque lo notan hasta en la galaxia de al lado.


12. Y ni hablar de como quedas después de hacer ejercicio


Rojo como un tomate.


13. El bloqueador solar factor 50 nunca es suficiente para ti


Si existiera uno factor 1000 lo comprarías, eso es seguro.


14. Más de alguna vez te han dicho ‘gasparín’ o que pareces parte de ‘Los Locos Addams’


15. Pero a estas alturas has aprendido a aceptarlo… y puede que hasta te guste un poquito

Puede interesarte