Por Felipe Hernández
19 julio, 2016

¿Lo único que puedes recordar es P. Sherman, Calle Wallaby 42, Sidney?

Si hay un personaje que ha marcado nuestras vidas por completo, esa es Dory de Buscando a Nemo (quien ahora tiene su propia versión llamada Buscando a Dory). Su inocencia infinita, su mente despistada y la honesta alegría que caracteriza a este adorable pez llamado Dory, son algunas de las cosas que nos hicieron morir de la risa la primera vez que la vimos, pero… ¿Has pensado que tú puedes ser una Dory de la vida real? Entonces pon atención a estas 15 señales que pueden demostrar que realmente eres Dory, pero podrías haberlo olvidado hace un segundo.

1. Por supuesto, olvidas la mayor parte de las cosas que pasan en tu vida


2. Pero en general eso es algo bueno, pues te ayuda a enfocarte en las cosas que te hacen realmente feliz


3. Tienes una leve fijación por las cosas sencillas, adorables y algo insignificantes


4. Sueles ser muy insistente cuando algo se te cruza en la mente


5. Pero lo más importante, es que siempre logras ver el lado positivo de todo


6. Siempre estás buscando emprender nuevas aventuras


7. Como aprender a hablar nuevos idiomas, incluso algunos totalmente desconocidos como el cetáceo


8. Tienes una manera muy peculiar y poco convencional de resolver tus problemas


9. Así como también una habilidad para interesarte en todo tipo de historias


10. Lamentablemente tienes la tendencia a meterte en problemas


11. Y a dejar que tus emociones se tomen el control de vez en cuando


12. Enfrentas tus miedos de frente y sin pensarlo dos veces


13. No tienes ningún problema haciendo amigos en cualquier situación


14. Y sabes cómo subirles el ánimo con un clásico e infalibale «nadaremos, nadaremos, en el mar, el mar, el mar»


15. Y por último (esta señal no falla), eras increíblemente adorable cuando pequeño/a

Entonces, ¿podrías considerarte una Dory de la vida real?

Puede interesarte