Por Andrea Araya Moya
23 junio, 2016

Tu mirada de odio o desprecio vale más que mil palabras.

No eres de aquellas personas que adoran frecuentar lugares concurridos o reunirte con amigos u otras personas para celebrar algo, porque eres poco sociable. De hecho, preferirías quedarte en casa, solo, haciendo lo que tú quieres, en lugar de estar en la compañía de alguien más, ni siquiera de una mascota, ¡porque odias socializar!. Además, tienes esa increíble capacidad de no reírte con nada, ni siquiera si otras personas se están riendo. Tú te mantienes ahí, estático, serio y hasta mirando con cara de odio a quienes se atrevan a reír frente a ti.

Sin embargo, a pesar de ser tan poco sociable, hay ciertas habilidades que has adquirido y que nadie más puede tener.

1. Tu mirada de odio lo dice TODO


2. De hecho, eres capaz de destruir a las personas con tu mirada mortal


3. Evadir las demostraciones de afecto como un ninja


4. Siempre estás preparado para lo peor


5. Puedes ser pasivo agresivo en todo momento, sin hacer mucho esfuerzo


6. No reírte por cosas absurdas o graciosas mientras todos los demás sí se ríen


7. Como tu corazón es de hielo, nada te hace daño ni te afecta


8. Hacerle creer a los demás que eres insoportable y que no te importe


9. Tienes la capacidad de ser brutalmente honesto sin que siquiera te lo pidan


10. Desapareces como un ninja en cualquier actividad social o reunión familiar


11. USAS DEMASIADO EL SARCASMO (y te resulta)


12. Nadie, pero nadie, es capaz de odiar a todo el mundo y no sentirse mal por ello


13. Eres capaz de aparentar que estás escuchando a los demás, cuando en realidad ni siquiera lo estás haciendo


14. Tener la capacidad de sonreír y hacer que todos pierdan la cabeza por ello


15. Y sabes voltear tus ojos a la perfección


16. Porque eres poco sociable, amargado y todo lo que quieras, pero simplemente no te importa, pues siempre habrá algo nuevo que odiar

Puede interesarte