Por Josefina Pizarro
11 mayo, 2017

Lo siento mamá por tirar todos tus envases de plástico, nunca me di cuenta lo preciados que eran hasta ahora.

Cuando somos apenas unos niños no apreciamos la belleza de algunas cosas, sólo nos importa ensuciarnos, jugar, dormir y volver a jugar. Pero… ¿Y lo hermoso de que te regalen calcetines para tu cumpleaños? ¿Un fin de semana sin hacer nada? Es algo realmente satisfactorio y también gran parte de crecer. Te dejo con estas 17 cosas que sólo apreciamos verdaderamente cuando somos adulto porque hay que verle el lado bueno a las cosas.

1. La idea de llegar al fin de semana y no tener absolutamente nada que hacer es una sensación indescriptible.

au.pinterest.com

2. O cuando alguien cancela algún plan que habías aceptado ir y luego te arrepentiste.

@ImNotTron

3. Los envases de plástico son lo mejor que le pudo pasar al mundo.


4. Además de una toalla lavada y planchada después de una ducha.

whatshouldberkcallme.tumblr.com

5. Las sábanas, oh, las sábanas.

Ser adulto es raro. Compré sábanas nuevas muy bonitas por 50% de descuento y es lo mejor que me ha pasado toda la semana”.


6. Un día soleado, porque eso significa que puedes lavar ropa.

“Sabes que eres un adulto cuando estás feliz de que el sol está brillando porque sabes que tu lavado se secará”.


7. El sentimiento de una casa limpia.


8. Querer cocinar y tener todos los ingredientes para hacerlo.

Y los utensilios, claro.


9. Dormir siesta.


10. Y acostarse temprano.


11. La idea de volver a tu casa y encontrar a tus mascotas esperándote.


12. La comida chatarra no es nada, pero ¿una comida hecha en casa? Lo mejor de la vida.

ABC

13. Hacer una lista de “cosas por hacer” y tachar todas las logradas.


14. No tener correos ni mensajes por leer.

#nofilter #emptyinbox #for how long

A post shared by Jennifer Singh (@jay4jennifer) on


15. Los regalos prácticos.

“La ironía de que yo sea un adulto es que estaría feliz con pijamas o calcetines como un regalo de Navidad”.


16. Sentarte con tus amigos a tomar el té, café o un chocolate caliente.


17. Tus padres, porque no existe cosa mejor que ello.

¿Qué otra cosa aprecias como adulto?

Te puede interesar