Tienes un buen vocabulario, pero decidiste no usarlo.

Las groserías son maravillosas. Para mí siempre serán el tesoro mejor guardado de cualquier cultura, a pesar de al mismo tiempo ser el más despreciado de todos. Porque no hay nada más hermoso que una grosería ubicada en la situación perfecta, donde ninguna otra palabra de todo tu vocabulario podría ayudarte a expresar mejor lo que sientes. Porque tienes un buen vocabulario, pero simplemente decidiste ocuparlo. Y estas son 17 cosas que solo tú podrías entender.

1. No hay nada más bello en el mundo que gritar una grosería cuando te golpeas


2. Por eso las groserías representan aproximadamente el 90% de las palabras que ocupas a diario


3. Y cada una de ellas se aplica a un sentimiento muy específico en tu corazón


4. No entiendes cómo la gente puede ofenderse tanto por tus palabras


5. Porque más de la mitad de las groserías que dices ni siquiera tienen la intención de insultar a alguien


6. Y eso lo saben muy bien tus amigos, víctimas de todas tus palabrotas


7. Tienes solo una cosa para decirle a todos quienes dudan de tu inteligencia por la elección de tus palabras:


8. De hecho, cuando alguien te pide que uses menos groserías para hablar


9. Tus personas favoritas en la tierra son quienes dicen más palabrotas que tú


10. Porque dentro de todo son una forma de liberar tensión rápida e inofensivamente


11. Evidentemente tienes tu grosería favorita


12. Y la ocupas tan a menudo como puedes, en todo contexto y conjugaciones posibles


13. SOBRE TODO CUANDO ALGO TE HACE ENOJAR


14. Hay algo demasiado expresivo acerca de ellas que te encanta


15. Por eso, sabes perfectamente en qué situaciones tus groserías están fuera de lugar


16. Y aunque a veces se hace demasiado difícil contenerlas en situaciones serias


17. Siempre sabrás que hay momentos que simplemente merecen una grosería

Y en esos momentos, no hay palabra mejor elegida de tu vocabulario.

Puede interesarte