Por Andrea Araya Moya
1 abril, 2016

Siempre llegas a tiempo a todos lados… sí, claro.

1. Tu frase típica es «al que madruga, Dios le ayuda»


2. Te encanta ver cómo sale el sol cuando amanece


3. Jamás pospones la alarma de tu despertador, te levantas de inmediato


4. No tienes que salir apurado de casa, pues tienes tiempo de arreglarte


5. Siempre llegas a tiempo a todas partes


6. No tienes problemas para cumplir todas tus tareas diarias


7. De hecho tienes mucha energía para hacerlas


8. Siempre estás dispuesto a sonreír cuando alguien te dice «buenos días»


9. No necesitas una taza de café por la mañana para despertar


10. Eres de los que llega temprano a trabajar


11. No te molesta levantarte a las 10 de la mañana un domingo


12. Siempre te levantas de la cama con tu mejor sonrisa


13. No necesitas más de 8 horas de sueño


14. No necesitas ayuda para levantarte temprano, lo haces de inmediato


15. De hecho, hasta te levantas para preparar el desayuno


16. Cuando te levantas temprano te sientes completamente renovado


17. Y hasta sales a trotar antes de comenzar el día


18. Porque, simplemente, adoras levantarte temprano y ver la luz del sol


Sí, claro.

Puede interesarte