Por Teresa Donoso
26 febrero, 2016

Justo el día en el que te lo vas a cortar tu cabello se ve perfecto.

Cortarte el cabello puede ser la mejor o peor decisión que tomes en tu vida… todo dependerá del estilo que hayas escogido y de lo que tu estilista decida hacer con tu cabello. Ah, y cómo olvidar esos momentos en los que nos baja la naturaleza impulsiva, optamos por algo radical sintiendo que nos dará la oportunidad de empezar desde cero y después nos damos cuenta que ODIAMOS lo que vemos en el espejo. Las siguientes imágenes describen a la perfección todo el proceso por el que pasamos.

1. Primero, pasas meses dejándolo crecer porque la última vez que lo cortaste lo odiaste

Imgur
Imgur

2. Pero entonces empiezas a odiar un poco cómo se ve


3. Te dices: ‘Lo tengo muy largo’ o ‘Necesito un cambio’


4. Entonces te pasas días muy preocupada buscando cientos de posibles estilos en internet


5. Cuando finalmente te decides (y tu mejor amiga lo aprueba) haces una cita con tu peluquero


6. Pero te pasas varios días pensando en cancelarla


7. Tu pelo se ha estado portando mejor desde que decidiste cortarlo y ahora no sabes qué hacer


8. Llega la hora de la verdad y vas muy convencida a la peluquería


9. El problema es que justo te miras al espejo y te das cuenta que tu cabello se ve PERFECTO


10. De hecho, se ve justo como tú querías… y justo ahora que te lo vas a cortar


11. Te vas la peluquería igual y explicas el estilo de corte que quieres detalladamente


12. Pero cuando te lo empiezan a cortar te da la sensación de que no lo están haciendo como tú quieres


13. Lo peor es que no te atreves a interrumpir, así que sólo ruegas que no sea tan terrible como la última vez


14. Estás segura de que ese ‘recortar un poco’ y ‘melena de largo medio’ se van a convertir en una cabello EXTREMADAMENTE corto


15. Cuando todo termina y te miras en el espejo te das cuenta que tu nuevo look es HORRIBLE


16. Pagas y te vas a casa llorando por tu cabello perdido y preguntándote qué tenía de malo tu estilo anterior


17. Si hay algo que te consuela es que sabes que el cabello te crece relativamente rápido y pronto tendrás tu antiguo estilo otra vez


18. Esperemos que la próxima vez no vuelvas a odiarlo…

Puede interesarte