Por Andrea Araya Moya
29 abril, 2016

Nadie, nadie, se entromete contigo.

Tienes un gran carácter y lo sabes. No permites que nada ni nadie se interponga en tu camino ni te haga sentir mal, pues eres demasiado fuerte. Dices las cosas tal como son y sin importarte si son duras o no, porque valoras la verdad por sobre todas las cosas. Hay quienes te respetan… y quienes te tienen miedo, pues tienes ese aire de rudeza que te hace ver como una persona temible. Pero no te importa, porque nada ni nadie va a cambiar que tengas carácter… ¡y vaya qué carácter!

1. Hay personas que te piden ayuda para que los defiendas


2. Si alguien te ofende no esperas ni dos segundos para defenderte


3. La gente te fastidia sólo si tú lo permites


4. Los amigos que tienes siempre son sinceros contigo


5. De hecho saben que tú también siempre dirás la verdad, aunque duela


6. Hay personas que te tienen miedo


7. Y otras que simplemente te dicen: “¡Qué carácter tienes!”


8. Lo que quieres… lo consigues


9. Es muy extraño verte desanimado o desorientado, pues siempre sabes qué hacer


10. No tienes problemas en ser sincero y duro con los demás cuando es necesario


11.  No te importa lo que te digan de ti, pues tú sabes quién eres


12. Te han tildado de “amargado” y “anti social”


13. Nadie, nadie, se entromete contigo


14. Siempre sabes defenderte con buenos argumentos


15. Las personas se impactan cuando te ven siendo tierno con alguien


16. Porque, de hecho, sólo las personas en las que confías conocen tu lado tierno


17. El sarcasmo es tu don principal


18. Sabes perfectamente cómo tratar a otras personas con carácter fuerte, pero siempre les ganas

Puede interesarte