Por Teresa Donoso
21 diciembre, 2015

Por alguna razón sueles creer que de verdad te tomará sólo 5 minutos arreglarte.

Hay personas que nacen con una capacidad increíble para siempre poder llegar a la hora a todo. A ellos se les llama puntuales. Siempre te esperan a la hora indicada y es posible que incluso lleguen a cada encuentro con 10 o 15 minutos de antelación, algo que te pone los nervios de punta. A ti te llaman… esa persona incapaz de llegar a la hora. No sabes exactamente qué es lo que sucede, pero es como si todo se volviera en tu contra y te impidiese llegar a la hora. Bueno, eso, y el hecho de que siempre crees que podrás recorrer un largo camino en sólo 5 minutos.

1. Siempre que quedas de juntarte con alguien a cierta hora empiezas a calcular cuánto tiempo antes tendrás que comenzar a prepararte

2. El problema es que tus cálculos siempre fallan

3. Porque por alguna razón sueles creer que de verdad te tomará sólo 5 minutos arreglarte

4. Al final, siempre terminas llegando 15 minutos más tarde como mínimo

5. Es por eso que tus amigos han comenzado a mentirte sobre la hora real

6. Así, si se quieren juntar a las 5:30, siempre te dicen que es a las 6 pm

7. Lo peor es que no importa lo que pase, siempre hay algo que sucede que te hace atrasarte más aún

8. Como tráfico o un accidente

9. De hecho, las veces que decides utilizar el transporte público siempre parece funcional más lento de lo usual

10. Eso hace que siempre estés apurado

11. Caminas de forma apurada incluso cuando no tienes prisa por llegar a un lugar específico

12. Siempre te pasa que te llaman justo cuando te estás arreglando

13. Te sientes tan culpable que dices que llegarás en ‘sólo 5 minutos’

14. Aunque la verdad es que muchas veces estás recién saliendo de la ducha

15. Tus amigos te tienen mucha paciencia, pero siempre temes que llegará el momento en el que ya no te soportarán más

16. Eso probablemente sea debido a que la palabra ‘casi’ tiene, para ti, un significado un poco peculiar

17. Pero bueno, eres como eres y esperas que puedan aceptarte…

18. Hablando de eso, amigos, ya casi llego, estoy por salir…

Espero que esta vez me crean.

Puede interesarte