Cuando mamá te dice que hizo tu comida favorita empiezas a babear, delirar, te baja la presión y caes en coma.

Soy de esas muchachas que si un chico piensa que pediré la hamburguesa sencilla y el refresco pequeño y que acabará comiéndose lo que no logré terminarme, está bastante alejado de la verdad. Lo que pasa conmigo es que soy como un «depósito de bocados despreciados», por no llamarme «basurero sin fondo».

Todo lo que no se comen los que me rodean, termina cayendo en mi plato porque se sienten mal de tirarlo a la basura.

Aprendieron muy bien que la comida no se desperdicia. Y ese es como el lema de los que siempre podremos seguir comiendo aunque nos acabemos de levantar de la mesa. ¡Buen provecho!

1. Ir al cine es el pretexto perfecto para atragantarte de palomitas. Y ya que estás allí, aprovechas para mirar la película

Macarena Salinas/Upsocl

2. Tus sueños húmedos son con comida porque los gozas

Macarena Salinas/Upsocl

3. Al despertar, vas furioso a saquear el refrigerador

Macarena Salinas/Upsocl

4. Tienes claro que las dietas no son lo tuyo. Porque aunque no tengas el cuerpo perfecto, lo que sí tienes es HAMBRE

Macarena Salinas/Upsocl

5. Todos saben que si no comes cuando tienes hambre, te pones de un humor de pocos amigos

Macarena Salinas/Upsocl

6. Aunque te digan «muerto de hambre», aprendiste a lidiar con la vergüenza para preguntar al de al lado si se van a comer ese trozo minúsculo que dejó en su plato

Macarena Salinas/Upsocl

7. Pero es una gran ofensa si la pregunta es para ti

Macarena Salinas/Upsocl

8. Cuando mamá te llama para decirte que hizo tu comida favorita empiezas a babear, delirar, te baja la presión y caes en coma

Macarena Salinas/Upsocl

9. Tu idea de un círculo

Macarena Salinas/Upsocl

10. Tu idea de un triángulo

Macarena Salinas/Upsocl

11. Felicidad en Navidad es: la comida

Macarena Salinas/Upsocl

12. Felicidad en cumpleaños es: el pastel

Macarena Salinas/Upsocl

13. Felicidad en una boda es: el menú

Macarena Salinas/Upsocl

14. Tienes tus pantalones especiales para «soltar la panza» y los usas para banquetes memorables

Macarena Salinas/Upsocl

15. Odias a la gente que sube fotos de la deliciosa comida que devorará y tú no

Macarena Salinas/Upsocl

16. Odias tener que esperar a que se sienten para poder comer, ¡aunque tu plato ya esté servido!

Macarena Salinas/Upsocl

17. Odias a la gente que deja deliciosas migajas en su plato

Macarena Salinas/Upsocl

18. Porque no hay mayor deleite que no sea el de comer

Macarena Salinas/Upsocl

¿Qué historia de goloso comelón te ha pasado por tragón?

Puede interesarte