Por Andrea Araya Moya
29 marzo, 2016

En serio. Por favor no me toques.

No te gusta que te toquen. De hecho, ni siquiera eres de esas personas que puede saludar o darle la mano a alguien, simplemente porque no soportas el contacto físico. Cuando alguien te toca es como si estuvieses pasando por alguna de las peores torturas que pueden existir. Hay personas que creen que exageras, pero tú sabes que nadie más entiende que sólo necesitas tu espacio personal.

1. No puedes soportar que te abracen o besen


2. En una fiesta siempre eres el que está bailando lo más alejado posible de los demás


3. No, no compartes tu vaso ni tu comida


4. Siempre que llegas a un lugar y conoces gente nueva los saludas desde lejos


5. Te han dicho que cuando tengas pareja se te pasará lo del odio al contacto físico


6. Y, bueno sí, se te pasa


7. Aunque con los demás sigues igual


8. Odias que te hagan cosquillas


9. Dices más “no me toques” que “hola” en todo tu día


10. No te gustan las reuniones familiares ni los cumpleaños sorpresa. ¡Que no te abracen!


11. Tienes un don para esquivar a las personas cuando sabes que te van a tocar


12. Siempre habrá alguien que se sienta ofendido por tu poco contacto físico


13. Olvídate de tomarle la mano a alguien, no puedes


14. Si pudieras, usarías un cartel que dijera “no tocar”


15. Pero no, prefieres evadir y huir del contacto físico con los demás


16. Si logras algo importante prefieres que te llamen o te manden un mensaje de texto. Nada de abrazos o apretones de mano


17. Esta es tu cara cuando alguien te abraza y no alcanzas a evitarlo


18. Y esta cuando por fin se aleja


19. Te han dicho que eres frío e incluso te han rechazado por eso


20. Aunque, a veces rompes la regla y abrazas sólo a quienes más quieres. Hasta que recuerdas que odias el contacto físico

Puede interesarte