Por Andrea Araya Moya
11 marzo, 2016

Comes desnudo. En tu sofá, y sin cubiertos.

Vives solo. Eres independiente. Puedes hacer lo que quieras sin que nadie te diga algo y, dentro de eso, sale tu lado absurdo, ese que te hace hacer locuras porque estás solo y, además, también aflora tu lado perezoso, pero no, jamás lo vas a admitir. Tal como todas estas otras cosas que haces cuando vives solo.

1. Te levantas cuando quieres


2. No usas platos, comes directamente desde la olla


3. Caminas desnudo por toda tu casa


4. Quemaste una olla o se te quemó la comida


5. Tuviste miedo y dormiste con la luz encendida cuando escuchaste un ruido extraño


6. Comiste algo mientras te dabas un baño


7. Llamaste a tu madre para pedirle ayuda para cocinar algo


8. Preparaste comidas demasiado extrañas como arroz con puré de patatas y queso


9. Acumulaste demasiada ropa sucia porque te daba pereza lavarla


10. Te hablaste a ti mismo frente a un espejo


11. Pediste comida a domicilio porque no sabías cómo preparar el pollo


12. Botaste algo a la basura sólo porque no sabías cómo usarlo


13. Limpiaste y ordenaste sólo cuando tenías visitas


14. Bailaste y cantaste frente al televisor. En ropa interior


15. Dejaste la toalla mojada sobre la cama


16. Te tomaste selfies desnudo


17. Pasaste horas y horas jugando con tu consola de videojuegos


18. O te quedaste horas mirando tu serie de televisión favorita


19. Y hasta te has olvidado de cocinar para ti mismo. O te da demasiada pereza hacerlo


20. Y no, aún no haces tu cama

Puede interesarte