Por Andrea Araya Moya
1 marzo, 2016

Es a la primera persona a la que le cuentas TODO lo que te pasa.

Tu relación con tu mejor amiga alcanzó un nivel mucho más superior a tal punto de que ya crees que es como tu hermana. Comparten todo, van juntas hacia todas partes y siempre tienen tiempo para compartir la una con la otra. A veces te preguntas por qué no fue tu hermana verdadera, pues la adoras como si lo fuera. Y ella a ti.

1. Te conoce hasta en tus peores momentos, incluso cuando recién estás despertando


2. No sientes vergüenza en mostrarte tal como eres frente a ella


3. Tienen un idioma único que sólo ustedes entienden


4. Y que, a veces, puede ser muy ridículo


5. Son tan inseparables que hasta creen que podrían ser hermanas


6. Es a la primera persona a la que le cuentas todo lo que te pasa


7. Incluso han compartido el baño


8. A veces eligen la misma ropa, pero de diferente color


9. Les da igual si pasan días sin verse, el cariño permanece intacto


10. Siempre están prestándose cosas. O las sacan sin permiso, tal como las hermanas


11. Si estás en su casa no necesitas pedirle algo de comer, vas y lo sacas tú misma


12. Sus padres te quieren tal como a una hija


13. Te conoce más que tú misma


14. Le pides más consejos que a cualquiera de tu familia


15. Adoran conversar todo el tiempo


16. Es a quien le pides aprobación cuando sales con un chico


17. Es extraño ver a una sin la otra


18. Has salido de vacaciones con ella y tu familia, o la suya


19. No pasan mucho tiempo estando enojadas


20. Sientes que tu vida no tendría sentido si ella no existiera

Puede interesarte