Por Teresa Donoso
2 marzo, 2016

Tres tequilas y todo un fin de semana en casa queriendo morir.

Irte de fiesta todo el fin de semana, bailar hasta que las piernas no te den más, reír hasta quedarte sin voz y… beber hasta que despiertas en tu cama al otro día sin acordarte de nada. Si nunca has tenido resaca y si nunca sales de fiesta de esta forma, probablemente no entiendes de qué estoy hablando. Pero bueno, déjame contarte que esta es la vida de algunos (de muchos) y que aunque el domingo dicen que ‘no beberán nunca más’ al viernes siguiente ya se les olvidó.

1. De partida, nunca sabrán lo que es despertar un sábado por la mañana completamente destruido


2. Tampoco han tenido que decidir entre diferentes niveles de resaca para explicar su estado a los demás


3. «¡Hola! ¿Cómo estás?» ¿Le digo que un poco ebrio o completamente ebrio o con tanta resaca que hasta los pasos de mi gato me hacen doler la cabeza?


4. De hecho, cuando te despiertas sin resaca te sientes un poco extraño y MUY bendecido


5. «Quiero agradecerle a mi mamá, a mis amigos, a mi buena suerte, a todos por haber hecho posible esto»


6. Bueno, pero eso sólo pasa a veces porque en general despiertas así el día sábado…


7. Y si tomaste muy malas decisiones quizás despiertes así el domingo también


8. Los que nunca han tenido resaca nunca entenderán la importancia de beber la mayor cantidad de agua posible antes de irte a la cama


9. En serio, si no lo haces sabes que morirás de un coma etílico o de un dolor de cabeza considerable al día siguiente


10. De hecho, has probado varios remedios caseros que han terminado en semi tragedias


11. Alguien que nunca ha tenido resaca jamás ha tenido que recitar esta frase una y otra vez: ‘No beberé nunca más’


12. Y tampoco ha tenido que darse cuenta de que, en realidad, no es cierto


13. Ni vivir este ciclo cada fin de semana (o al menos dos veces por mes)


14. Lo peor es que aunque trates de no salir, tus amigos no lo permiten


15. «¿Qué te pasa? ¡Este no eres tú! ¡Tienes que salir con nosotros!»


16. Y dices que sí aunque deberías haber dicho que no…


17. Alguien que nunca haya tenido resaca jamás comprenderá la cantidad de dinero que gastas en comida para intentar sentirte mejor el día después de la fiesta


18. Ni el miedo que te provoca pensar en el estado actual de tu hígado


19. Lo bueno es que has logrado aprender qué tragos te dan una resaca más ligera…

Flo Perry
Flo Perry

20. Y eso, queridos amigos, nunca podrán aprenderlo si nunca han bebido tequila hasta no poder más

Puede interesarte