Por Felipe Hernández
29 julio, 2016

“¿Qué quiero? No sé”.

De seguro has escuchado eso que dicen por ahí acerca de que la vida está compuesta por todas las decisiones que tomas… PUES BUENO ES MENTIRA. Porque tu vida se ha compuesto de las decisiones que no tomas, porque no sabes tomar decisiones y eso te ha llevado a cuestionar el mundo, sin embargo no hay forma de negarlo: Apestas tomando decisiones. Por eso estas 21 cosas son para ti.

1. El solo hecho de pensar en tomar una decisión te aterra como una pesadilla de la que no puedes despertar


2. Porque sabes que tarde o temprano tendrás que tomar una decisión


3. Tu cabeza es como un campo de batalla entre todas las opciones que tienes antes de decidir qué hacer

“¿Qué quiero? No sé lo que quiero, ya sé… No, no sé lo que quiero”.


4. Por ejemplo, ordenar comida en un restaurante: TRAGEDIA


5. Y cuando te preguntan qué quieres comer para la cena


6. De hecho, jamás has sido capaz de elegir a dónde salir a comer cuando te dejan a cargo de esa importante decisión


7. Por eso siempre esperas silenciosamente a que los demás elijan por ti, así evitas todo tipo de problemas


8. Sin embargo, ¿elegir qué serie o película ver el fin de semana? TORTURA


9. Sabes que vas a pasarte horas analizando todas las opciones hasta que llegue la hora de dormir y dejarlo para otro día


10. La mejor forma de arruinarte la vida es recibiendo una invitación a dos lugares distintos a la misma hora y en el mismo lugar


11. Porque hacer las dos al mismo tiempo, SIEMPRE RESULTA EN DESASTRE


12. Lo mismo que pasa cuando tienes que vestirte (todos los días, lamentablemente)

Porque tienes un armario lleno de prendas que aún no decides si vas a ocupar en algún momento o vas a regalar.


13. Cuando POR FIN logras tomar una decisión, hay un 100% de probabilidades de que te arrepientas un segundo después


14. Ordenar es otro de los dilemas a los que te enfrentas todo el tiempo, porque… ¿POR DÓNDE SE EMPIEZA A ORDENAR?


15. Y es que tu vida se básicamente se reduce a millones de mini discusiones mentales por las que pasas todo el tiempo


16. ¿Salir de fiesta o quedarte en casa? SUPONGO QUE NUNCA LO SABREMOS


17. Jamás has logrado decidir tu “favorito” de nada

Hay *literalmente* mil opciones para elegir tu canción favorita, película favorita, serie favorita, capítulo favorito de tu serie favorita, etc.


18. Tienes una necesidad biológica de estar consultando tus decisiones con otras personas


19. Cuando alguien te presiona a tomar una decisión rápidamente, es como que tu cerebro renuncia, colapsa, no está


20. Porque sabes que las decisiones bajo presión siempre terminan siendo malas decisiones tomadas bajo presión


21. Y lo único bueno de todo esto es que cuando apestas tomando decisiones, tienes muchas historias graciosas para contar

Puede interesarte