Por Felipe Hernández
10 agosto, 2016

Son mucho más humanos de lo que crees.

Los maestros tienen una de las profesiones más importantes en la vida de todas las personas, ya que literalmente, todos tenemos contacto con uno de ellos en algún momento de nuestras vidas. De hecho, algunos se convierten en las personas que más nos enseñan acerca de lo que es el mundo. Pero, ¿te has preguntado lo que se siente ser un maestro? Pues bueno, es algo parecido a hacerte estas 23 preguntas al menos una vez en tu vida:

1. “¿Cuánto falta para las vacaciones?”


2. “¿Cuántos días tengo exactamente de vacaciones?”


3. “¿Tengo que responderle a esa niña?”


4. “¿Por qué no me escuchan cuando les hablo?”


5. “¿En otro trabajo me pagarían mejor?”


6. “¿Cómo rayos hago que se callen?”


7. “¿Alguna vez dejará de ser tan terrible este chico?”


8. “¿En serio creen que no los veo?”


9. “¿Estos niños agradecerán alguna día todo lo que hago por ellos?”


10. “¿Qué pasa si le respondo honestamente a este niñito?”


11. “¿Qué pasa si no le respondo nada y solamente me quedo mirándolo con odio hasta que se aburra?”


12. “¿Estos padres de verdad creen que sus hijos son tan especiales?”


13. “¿Cuánto puedo seguir aguantando las ganas de ir al baño?”


14. “¿CUÁNDO VAN A APRENDER SI SIGUEN COPIÁNDOSE ENTRE ELLOS?”


15. “¿Se habrá dado cuenta de que no entendí lo que me preguntó?”


16. “¿Habrá entendido algo de lo que le respondí?”


17. “¿Debería decirle a sus papás que le compren un maldito desodorante?”


18. “¿En serio creen que les voy a creer si me dicen que olvidaron sus deberes en casa?, por favor”


19. “¿Le he dicho a alguien que esos dos maestros están saliendo?”


20. “Por Dios, ¿quién está criando a estos niños?”


21. “¿Se habrán dado cuenta de quién es mi favorito?”


22. “¿Sus padres sabrán lo bien que han criado a ese niño?”


23. “¿Por qué estos niños me hacen llorar todos los años?”

Pobres.

Puede interesarte