Por Natalia Avayu
23 octubre, 2018

A veces… una escapadita a la playa es todo lo que necesitas 😎

A la mayoría de la gente, la playa los hace felices, el sol, la arena en los pies y el sonido del mar, simplemente generan una sensación agradable y de relajo, pero ¿sabías que hay razones científicas que prueban los efectos positivos que provoca acercarse a la costa?

Si eres de los que anda en busca de una solución fácil y natural para aliviar el estrés, te invitamos a leer esta lista de razones que explican por qué la playa es tu mejor opción.

1. El agua salada te pone de buen humor

En serio, y es porque el agua salada posee iones positivos, que combinados con la ionización negativa de la brisa marina, aumentan los niveles de serotonina en tu cuerpo (exacto, la hormona de la felicidad), por lo que te vuelves inmediatamente mucho más simpático.


2. Los espacios azules relajan

El color azul, a pesar de ser un color frío, crea la sensación de limpieza y descarga tensiones físicas y mentales. Al mismo tiempo, baja la presión arterial, el pulso y la respiración… pero no creas que por pintar tu cuarto azul se verá más limpio, ¿sí?.


3. El sonido de las olas es una excelente terapia

Escuchar el mar ayuda a relajarse, ya que pone tu mente en un estado de meditación, lo que te ayuda a pensar con más claridad y analizar todo lo que pasa de forma tranquila y calmada… para que no tomes decisiones apresuradas, como comprar tus pasajes sin esperar a que llegue el Buen Fin.


4. La brisa marina mejora tu respiración

La brisa marina funciona como una especie de spray natural rico en yodo, el cual te ayuda a regular la glándula de la tiroides y que junto con la humedad, logran que se despeje tu nariz, así que además de ir cuando estés estresado, también te recomendamos que vayas cuando estés con una gripe insoportable.

Así que ya lo sabes, la próxima vez que te esté colapsando el estrés (o simplemente tengas la nariz ultra congestionada), escápate con tu toalla, recuéstate en la arena y listo, ¡a relajarse!

Ahora solo te queda escoger a qué playa irás a buscar la paz, ¿ya tienes una en mente?

Puede interesarte