Por Juan David Montes
29 diciembre, 2016

Deslumbrarás a la persona encargada de entrevistarte.

«Siempre les recuerdo a los candidatos que ellos están entrevistando tanto como los están entrevistando a ellos». Es lo que dice la experta en búsqueda de empleo Vicki Salemi, autora del libro Big Career in the Big City. Por eso aconseja que se aproveche ese momento en el que, al finalizar una entrevista de trabajo, se le ofrece al candidato la oportunidad de formular alguna pregunta. Estas son las cuatro que más recomienda.

1. ¿De qué forma va a crecer este departamento em los próximos años?

De esta manera es posible conocer las posibilidades de crecimiento al interior de la compañía sin preguntar directamente «¿qué tan rápido voy a ser ascendido?». Si no hay una respuesta concreta es posible que no haya una visión de futuro concreta, lo cual puede ser una alerta de que las cosas no andan muy bien.


2. ¿Cómo será mi entrenamiento?

La ausencia de un método concreto para entrenar nuevos empleados indica que se trata de una compañía desorganizada.


3. ¿Qué debo hacer si quiero ser calificado como ‘excelente’ en mi revisión de desempeño anual?

Así sabrás qué debes hacer para ser bueno en tu trabajo, no sólo para obtenerlo.


4. ¿Qué te gusta de trabajar aquí, además de la gente?

Es importante que se formule la segunda parte de la pregunta, pues es la respuesta obvia. Si la persona tarda en responder algo sensato tal vez sea mejor mirar otras ofertas…

Puede interesarte