Por Rocío Valenzuela
16 febrero, 2016

Presta atención y haz cada una de estas cosas.

Por mucho que nos esforcemos en vivir el hoy, disfrutar el momento y ser lo más «Carpe Diem» posible a lo largo de nuestras vidas, siempre habrá algo que lamentaremos no haber hecho: una llamada a un ser querido, un viaje a un lugar desconocido, esa declaración de amor que nunca confesé o ese esfuerzo extra que pudo haber salvado alguna relación.

Una enfermera que cuidaba pacientes en estado terminal, se percató de los arrepentimientos más repetidos que rondaban a estas personas. Al respecto escribió un libro llamado «Los 5 arrepentimientos de la gente moribunda». En el libro señala que este descubrimiento le cambió la vida.

Además, el Profesor de la Universidad de Cornell,  Karl Pillemer, realizó un estudio  en Estados Unidos que involucró a 1.200 ancianos que también hablaron de las cosas que se arrepienten de no haber hecho.

Aquí les dejamos las 5 más comunes según ambos estudios:

1. Tratar muy intensamente de complacer  a otros

Frecuentemente las personas prestan más atención a lo que sus seres queridos quieren o esperan para ellos, que lo que ellos realmente quieren para sus vidas. Priorizan las necesidades de otros para su vida y eso les impide vivir como habrían esperado. Sé verdadero contigo mismo.


2. Se más feliz

Al final del día, la única persona a la que le va a importar ese problema que parece tan grande e imposible de resolver, es a ti. Todos los demás estarán concentrados en sus propias vidas. Preocúpate menos y vive más. Elige ser feliz, porque es una decisión.


3. Concentrarse mucho en obtener cosas

A medida que las personas se van transformando en adultos se centran en conseguir cosas que parecen ser de gran importancia. Trabajan la mayoría de su vida y se pierden grandes momentos de la vida de sus hijos, y familiares cercanos, de la misma manera que descuidan a sus parejas por el cansancio y exceso de trabajo. Trabaja para vivir, no vivas para trabajar.


4. No preocuparse de la salud

Cuando uno es joven olvida preocuparse por cosas que importarán después, como la salud. Usa protector solar, haz más ejercicio, haz un chequeo habitual de tu cuerpo y verás como eso ayuda en los años que vienen.


5. No viajar lo suficiente

Según el Profesor Pillemer, las personas jóvenes deberían prestar más atención a su lista de «viajes por hacer» que cualquier otra cosa.

Puede interesarte