Por Felipe Hernández
17 junio, 2016

¿Quieres cambiar tu vida para siempre?

Probablemente has escuchado por ahí la frase que dice “al que madruga, Dios le ayuda”, lo que se ha convertido en la pesadilla de todas las personas que no sirven para comenzar el día temprano y el arma favorita de las madres contra la pereza de sus hijos. Sin embargo, hay gente que realmente cree que esto es verdad y no solo eso, sino que tiene un cambio significativo en tu vida. Así es como lo relata Eghosa Aihie, quien lo ha estado haciendo durante dos años. ¿Tú también estás pensando en intentarlo? Entonces revisa aquí los beneficios que obtienes al cambiar a un horario de mañana:

1. Realmente disfrutas de tu desayuno

Si has escuchado que el desayuno es la comida más importante del día, tienes que saber que para hacer de eso una realidad, necesitas tiempo. Y la mejor forma de hacerlo, es comenzando tu día temprano, para llenarte de energía que te mantendrá funcionando todo el día.


2. Cuentas con el tiempo suficiente para establecer metas

Mientras comienzas el día temprano, tienes la oportunidad de concentrarte en todo lo que vas a enfrentar durante el transcurso de este y así aclarar tu mente para decidir exactamente qué es lo que necesitas lograr. Más tiempo para aprovechar, mucho menos tiempo que perder.


3. Tienes tiempo para ejercitarte todo lo que quieras

Si tu excusa para no llevar un estilo de vida activo es que no tienes tiempo, déjame decirte que esta debe ser la mejor forma de aceptarlo y cambiarlo, de una vez por todas. Es difícil ejercitarse luego de un largo día, es verdad, por eso hacerlo antes de comenzarlo es lo mejor que podrías hacer. No solo cumples tu objetivo de mantener saludable, además preparas tu cuerpo para sentirse bien durante el día.


4. Las personas exitosas también lo están haciendo

El fundador de la mega red social llamada Twitter, el director ejecutivo de Apple y el creador de Virgin, son solo algunos de los nombres de las personas que se caracterizan por llevar un estilo de vida que comienza incluso… Antes de las 6 de la mañana. Y al parecer, sus mentes efectivamente funcionan excelente.


5. Puedes planear tu día sin problemas

Sé una persona mucho más eficiente, productiva y precisa, levantarse temprano te da tiempo de planear tu día con dedicación, evaluando prioridades que con la desesperación de tener todo encima, jamás lograrías considerar. Y cuando ya sabes lo que tienes que hacer, solo estás a un paso de hacerlo.


6. Te mantienes dos pasos más adelante que todos

Dormir es delicioso, es verdad. Pero la sensación de regalarte unas cuantas horas más de vida activa también es genial, porque mientras el mundo está en pausa… Tú ya estás logrando lo que quieres, además que empezar el día sabiendo que ya conseguiste algo, es increíblemente motivador para el alma. Cuando llegues a donde sea que vayas, sabrás que ya hiciste más que el resto de las personas, solo porque te levantaste unas cuantas horas más temprano.

Pero la decisión es tuya, ¿estarías dispuesto a darle un giro a tu vida?

Puede interesarte