Por Andrea Araya Moya
5 febrero, 2016

Ya no sentirás más cansancio por las mañanas.

Probablemente uno de tus más grandes problemas diarios es que te cuesta quedarte dormido y despiertas muy cansado por las mañanas. Has intentado con medicina o técnicas de relajación que te permitan tener un mejor sueño, pero lo que no sabes es que poder dormir más rápido y mejor es más simple de lo que imaginas.

1. Apaga toda la tecnología

Eso incluye tu celular. Verás, la luz que irradian los artefactos electrónicos suprime la producción de la melatonina, que es precisamente la hormona que te ayuda a dormir. Es por eso que debes dejar de mirar tu teléfono al acostarte o ver la televisión (o dejarla encendida), pues provocarás que tu cerebro se confunda y no descanse como debe hacerlo.


2. No comas demasiado antes de dormir

No comas muy tarde y, si vas a comer, al menos intenta no consumir demasiada comida o harás que tu estómago se sienta pesado y te cueste dormir, además de provocarte indigestión. Lo ideal es que comas al menos dos horas antes de irte a la cama, así le permites a tu cuerpo digerir de manera adecuada, y así puedes dormir mejor.


3. Acuéstate siempre a la misma hora

Y, por favor, jamás rompas esa rutina. No te desveles ni quedes despierto hasta muy tarde, pues provocarás que tu ritmo cardíaco se altere, al igual que tu ciclo de sueño. Si te acuestas y levantas a la misma hora todos los días (o al menos frecuentemente) le permitirás a tu cuerpo un descanso adecuado y tendrás mucha más energía durante el día.


4. Aleja tu reloj de ti

Ponlo en un lugar en el que no te sea fácil alcanzarlo para mirar la hora en cada momento, así te evitarás el estrés de creer haberte quedado dormida y mirar qué hora es.


5. Date un baño con agua caliente o tibia

Muy relajante. De hecho, un baño de agua caliente hace que te sientas más limpio y liviano, lo cual propicia un buen dormir, pues te hace sentir más cansado y listo para ir a la cama.


6. Respira profundamente

Tómate el tiempo de relajarte y respirar profundo antes de irte a dormir, te ayudará a calmar y despejar tu mente de toda la rutina y el cansancio del día.


7. Toma un té de manzanilla

El té de manzanilla ha sido recomendado desde siempre como un relajate o «remedio para dormir», es por eso que si tomas una taza antes de irte a la cama ayudarás que tu cuerpo aumente la producción de glicina, un componente que te relaja y actúa como sedante natural.

Puede interesarte