Por Teresa Donoso
3 marzo, 2016

Cuando alguien te cuenta una mala noticia, no puedes evitar ponerte en sus zapatos.

Ser sensible en un mundo que muchas veces ve esta característica como una debilidad no es sencillo, especialmente cuando los demás te dicen una y otra vez que dejes de serlo. Sin embargo, tú no puedes evitarlo, siempre has experimentando la realidad de una forma diferente, te conmueven las cosas buenas y las malas por igual y muchas veces terminas en llanto sin poder evitarlo. Hey, pero eso no significa que haya algo malo contigo, muy por el contrario, significa que tienes la habilidad de sentir, comprender y actuar para generar un cambio real en el mundo.

1. Cuando alguien te cuenta una mala noticia, no puedes evitar ponerte en sus zapatos

Te pones en sus zapatos inmediatamente, ofreces tu ayuda incondicional y también te sientes infinitamente triste. No es que quieras apropiarte de sus sentimientos, es que no puedes evitar conectarte con ellos y sentir su dolor.


2. Las películas demasiado tristes no son una buena idea

Te quedas pensando en la historia y tu estado de ánimo se afectado. Los demás te dicen que ‘es sólo una historia’ y aunque es verdad, eso no hace menos real lo que sientes


3. Y las escenas violenta te ponen los pelos de punta

Por alguna razón no puedes evitar pensar que esas cosas sí pasan en la realidad y te ponen muy nervioso. Prefieres cosas más calmadas o felices.


4. Eres muy bueno para escuchar y dar consejos

Eres paciente a la hora de recibir información y procesarla y no te importa demasiado si alguien habla sin parar sobre algo que le ha sucedido. Así mismo, eres el mejor a la hora de dar consejos porque te preocupas de conocer a la persona que tienes en frente y comprender su situación.


5. Eres una persona de sentimientos muy profundos

Cuando quieres, quieres con todo el corazón y cuando odias algo… lo odias con pasión. Eres una persona que está muy conectada con sus sentimientos y que es muy emocional. Muchos creen que la palabra ‘emocional’ tiene una connotación negativa, pero la verdad es que es muy positivo porque te da la fortaleza de vivir la vida al 100%.


6. Te duele cuando la gente te dice comentarios negativos

Aunque has pasado años intentando convencerte de que no debería importarte lo que los demás piensen de ti, la verdad es que te sigue importando. Tienes muy poca tolerancia a la negatividad de los demás.


7. Piensas mucho antes de hablar

No quieres herir a nadie y tampoco quieres dar la idea incorrecta, así que piensas meticulosamente qué dirás y cómo lo dirás. Eres de esas personas que luchan contra el enojo porque sabes que te hará decir cosas de las que después puedes arrepentirte mucho.


8. Tienes el don de expresar tus sentimientos a través de algún medio particular

Quizás escribes, quizás diseñas, quizás pintas, quizás participas en alguna actividad en particular que te hace sentir que estás haciendo una diferencia, sea lo que sea, tienes el don para expresarte de una forma particular y eso es algo que no todos pueden afirmar.

¿Eres sensible? ¿Qué otras cosas te pasan?

Puede interesarte