¡Abajo los estereotipos!

¡Paren el mundo ya que me quiero bajar! Quiero quejarme y sé que muchas lo harán conmigo. Hoy tengo sueño y se nota, lo sé. Y alguien, muy atrevido… ¡demasiado atrevido!… osó decirme que debería haberme maquillado mejor antes de salir. “Si eso les encanta, y a nosotros también”… (oh no you didn’t!!!). ¿Acaso esperamos que los chicos se pongan base, rubor, polvos y su máscara todas las mañanas? No, ¿cierto? ¿Entonces por qué las chicas sí DEBEN hacerlo? Lo siento, pero estoy en todo mi derecho a caminar con mi cara de mapache con gigantes ojeras y la frente en alto.

Sí, es una cuestión de estereotipos. La sociedad asume que hay muchas cosas que nosotras las chicas debemos -y disfrutamos- hacer. Bueno, lean muy bien lo que sigue porque no lo repetiré dos veces: hay cosas que simplemente no nos gustan a todas y aunque pensaban lo contrario, no son una obligación en nuestras “vidas de mujer”. 

Estas son algunas de ellas:

1. Usar sostén

Macarena Salinas/ Upsocl

Siempre lo digo: uno de los mayores placeres de la vida es llegar a mi cuarto y quitarme el sostén… ¡libertad! Bueno, ¿por qué no disfrutar de ese gran sentimiento durante todo el día? Sí, a mi como a muchas me gusta la lencería bonita, pero son una OPCIÓN. Lo siento, compañero, pero a ti también se te nota cuando tienes frío y no te digo nada.


2. Depilarse

Macarena Salinas/ Upsocl

¿No usaste pantalones cortos porque no tuviste tiempo de rasurarte? ¿No quisiste hacerlo porque te duele? ¡Pues seamos “rebeldes”! Pelos son pelos, no es para tanto.


3. No decir groserías

Macarena Salinas/ Upsocl

¡Mierda, ésta me enoja mucho! A las historias hay que ponerles sentimiento, contarlas bien… con todo tipo de exclamación incluida. ¿Quién no se ha reído de una mala palabra? No seamos idiotas, decir groserías no nos hace menos señoritas, menos mujeres, menos nada.


4. Llevar el pelo largo

Macarena Salinas/ Upsocl

Vivan las Rapunzeles que aman su larga cabellera, y vivan también las que llevan un increíble look con pelo corto. ¡No quiero volver a escuchar la frase “tiene corte de niño”! Sino juro tomar unas tijeras y arruinar el pelo de la persona en cuestión en venganza (ya bueno, no sería tan extrema, pero se entiende el punto).


5. Usar tacos

Macarena Salinas/ Upsocl

Admiro a las mujeres que caminan y bailan con zapatos altos… es realmente un talento. Por mi parte, doy tres pasos con ellos y ya me torcí el tobillo siete veces (sí, en ellos puedo lograr lo físicamente imposible). Hay modelos maravillosos y todo bien con eso. Que los usen las que quieran, y las que no, pues salgan en calcetines si así lo desean.


6. Ir maquillada a trabajar

Macarena Salinas/ Upsocl

Es agradable lucir bien pero no neguemos que el ritual de maquillarse quita mucho tiempo (valiosos minutos de sueño, por ejemplo…¡o un mega desayuno!). Tú usa tu mañana en lo que quieras porque la base, el tapaojeras y el rush no son un requisito.


7. Ser madre

Macarena Salinas/ Upsocl

“¿Para cuándo el bebé?” ¡No más, por favor! Cada una con sus prioridades y objetivos en la vida. Algunas pueden amar la idea de emocionarse con el crecimiento de un pequeño y se emocionarán con cada gesto tierno y “agú” de ellos, mientras que otras no quieren dormir pocas horas y cambiar pañales que llevan muchos regalos dentro.


8. Que siempre te inviten en las citas

Macarena Salinas/ Upsocl

Una norma que no sé quién inventó. La persona que invita a salir no deberían sentirse mal si no paga. A veces se divide entre dos, a veces él invita, y otras veces ella. Lo importante es que tener una deliciosa comida (y ojalá mucha, porque ¿qué mejor que comer?)… nada más.

¿Y tú, estás de acuerdo con ellas? ¿Cuál más agregarías a la lista?