Por Bárbara Samaniego
16 noviembre, 2015

¡Notarás los beneficios desde el primer día!

Seguramente ya has escuchado que el secreto para una vida más saludable está en la alimentación y en los hábitos diarios. Comer alimentos nutritivos mantiene a tu mente despierta y a tu cuerpo más activo. Unos cambios muy simples en tu rutina diaria pueden marcar la diferencia en tu vida:

1. ¡Nunca te saltes el desayuno!

El desayuno es la comida más importante del día, y por lo mismo, es importante que consumas ciertos nutrientes esenciales. Esto te aportará toda la energía para comenzar tu día con el pie derecho.


2. Y la hora del té, prefiere alimentos nutritivos, como pan integral con algo de proteína

Recuerda que los alimentos ricos en fibra producen sensación de saciedad, lo que disminuye la sensación de hambre entre horas y evita la ingesta de otros alimentos más calóricos.


3. Procura comer al menos dos porciones de fruta fresca al día

La fruta contiene distintas combinaciones de fibras, nutrientes y vitaminas, excelentes para la salud, y más aún si la consumes cruda.


4. Y prepara jugos naturales para mantenerte saciado sin comer de más

Esta es una forma grandiosa de desintoxicar el cuerpo, prevenir las enfermedades y perder peso.


5. Es muy importante que tomes al menos 4 vasos de agua al día, para mantenerte hidratado

(234/365) #365project

A photo posted by L E O N . C (@leontydelighet) on

Ojo, lo ideal son 8, pero puedes combinarlo también con jugos o infusiones. El agua suprime el apetito, ayuda al cuerpo a metabolizar la grasa acumulada y a eliminar toxinas.


6. ¡Actívate! No olvides hacer algo de ejercicio, al menos 2 veces a la semana

¿Los beneficios? Previene los problemas de salud, desarrolla resistencia, brinda más energía y puede ayudar a reducir el estrés. También puede ayudar a mantener un peso corporal saludable y a controlar el apetito.


7. Evita ciertos vicios nocivos para tu salud

Momentos para uno… #cigarro #fumando# aislandose

A photo posted by I t x a s o A l b i s u (@itxasoalbisu) on

El cigarro o el consumo excesivo de alcohol influyen notablemente en nuestro rendimiento diario en términos de energía, además de afectar negativamente diferentes órganos de nuestro organismo.


8. Procura evitar la grasas saturadas

Sabías que el aceite de coco es rico en grasas saturadas? #coco #aceitedecoco #grasassaturadas #trigliceridos

A photo posted by Lic. Adriana Picariello (@adrianalight_dietas) on

Las grasas y los aceites tienen un efecto saciante menor que el de los hidratos de carbono. Por ello, es recomendable saber elegir el tipo de grasa que se consume, y hacer todo lo posible por disminuirlas a la hora de cocer los alimentos.

¡Sigue estos consejos y notarás lo bien que te sientes de inmediato!

Puede interesarte