Por Nicole Lavanchy
18 agosto, 2015

1. Usa tu cuarto solo para dormir

Convertir tu cuarto en un lugar sagrado, te ayudará a entrar en un estado mental de relajación cada vez que entras a él. Tu mente asociará tu habitación con sueño y te será mucho más fácil quedarte dormida. 


2. Toma una ducha antes de dormir

Cuando dormimos perdemos calor, por lo que imitar este proceso, es decir, tomarnos una ducha caliente para que luego se reduzca nuestra temperatura corporal, puede ayudar a inducir el sueño.

Captura-de-pantalla-2015-08-17-a-las-12.30.21

@miss_sunday

3. Haz ejercicios de respiración

La respiración profunda y concentrada ayuda no solo a la relajación, sino que puede ayudarte a dormir en solo un minuto! Pruébala.


4. Apaga todo una hora antes de ir a dormir

La luz, el teléfono, el ordenador, la televisión y todo lo que pueda distraerte. Esto no solo te ayudará a dormirte antes, sino que mejorará la calidad de tu sueño. 

Captura-de-pantalla-2015-08-17-a-las-12.30.36

@fresh_vibes

5. Saca un pie de la cama o ponte calcetines

Nuestras extremidades regulan nuestra temperatura corporal, la que debe estar en un nivel cómodo para dormir placenteramente. Si sacas el pie, las estructuras vasculares ayudarán a la pérdida de calor si tu temperatura está muy alta. Si el caso es el contrario, ponerte calcetines te ayudará a descansar. Los ajustes se ejecutan dependiendo del frío o calor que se sienta. 


6. Pon una alarma para ir a dormir

Son tantas las distracciones que tenemos hoy en día, que no nos damos cuenta y el tiempo pasa volando. Para que duermas las exactas cantidades de horas que debes, pon una alarma que te avise cuándo es hora de ir a dormir. Si lo haces para despertarte, ¿por qué no para acostarte?


7. Pon lavanda en tu almohada

La lavanda es una esencia especialmente relajante que le permite al sistema nervioso desconectarse y entrar en un estado de paz y tranquilidad. 

Puede interesarte