Por Josefina Pizarro
20 junio, 2016

Gritarle a la gente que ni puede tocarse los pies.

El yoga (que significa “unión”) se refiere a una disciplina tradicional física y mental que se originó en India. La palabra se asocia a prácticas de meditación junto al hinduismo, budismo y jainismo. El yoga otorga bienestar físico y mental, por lo que es una muy buena manera de combatir el estrés que produce el trabajo, las relaciones y las grandes ciudades. Sin embargo, al asistir a clases de yoga, siempre, SIEMPRE nos topamos con este tipo de personas, y si no… probablemente seas una de ellas. 

1. La súper-flexible-presumida del yoga

Se salta los movimientos de calentamiento y empieza a doblarse en poses que se ven jodidamente incómodas. Cuando todos están gimiendo y luchando, ella pregunta en un “educado” susurro (muy fuerte) si podría moverse a la pose bhujangasana.

Yoga-personajes-1


 2. La que no puede hacer ninguno de los movimientos

En el otro extremo se encuentra la persona increíblemente inflexible, cuyo cuerpo se encuentra tallado en un árbol viejo. Apenas se pueden tocar bajo sus rodillas y mucho menos los dedos de sus pies. Su movimiento de “perrito boca abajo” parece un can haciendo pipi. Todo es vergonzoso para ellos y probablemente no vendrán la próxima vez, aún cuando pagaron mucho, MUCHO dinero por ocho clases.

Yoga-personajes-2


3. La “pie de camello”

Un producto desafortunado de genitales y elastano. Puede haber varias “pie de camellos” en una clase.

Yoga-personajes-3


4. El hombre tótem

Si lo peor que te puede pasar es sufrir una bocanada de su exuberante pelo de axila, estás de suerte. En el peor de los casos puedes sufrir de ver, accidentalmente, cuando sus pantalones cortos se deslizan hacia un lado durante la posición de loto.

Yoga-personajes-4


5. La mujer de tercera edad que pone en verguenza a todos

Cuando entras por primera vez en clase estás contento de verla -arrugada, cabello gris- ella alentará a todos en la clase, pero en el fondo, te hace sentir mucho mejor, porque te dará depresión estar en tus 20 y apenas ser capaz de doblarte sin sudar a gota gorda.

Yoga-personajes-5


6. La que respira muy fuerte

La clase levanta la mano como si fueran uno, luego rueda suavemente hacia el Uttanasana. Todo el mundo respira lenta y profundamente, en silencio, excepto una persona que suena como si estuviera teniendo relaciones sexuales. Por lo menos cubre cualquier gas accidental.

Yoga-personajes-6


7. La persona herida

Ella está en rehabilitación después de una terrible tensión de cuello relacionado con el escritorio, pero no es capaz de hacer ninguno de los movimientos llegados a este punto. Es un fastidio, pues ocupa el 75% de la atención del profesor, se queja en voz alta y dice que no puede hacer eso, que se hará daño.

Yoga-personajes-7


8. La persona relajada que hace que todo parezca fácil

Ella es como una maldita muñeca de trapo, descansando en posiciones dolorosas como si fuera la cosa más natural del mundo. Al final de la clase se le ve relajada y fresca, en vez de estar rojo brillante, sin aliento y agotada.

Yoga-personajes-8


9. La sexy profesora que hace que todos estén un poco incómodos

Ella salta sobre la clase, apoyando una mano delicada en una retorcida pelvis o en un brazo no muy bien estirado. Siempre es incómodo ser tocado en nuestras partes sensibles por una señora semi desnuda mientras te acuestas en una indefensa esfera.

Yoga-personajes-9

¿Qué te parecieron? ¿Conoces a personas como las de arriba? o… ¿Te sentiste identificado?

 

Puede interesarte