Por Pamela Silva
19 junio, 2017

Amigas, está científicamente comprobado.

Tengo un amigo que siempre se levanta temprano, aún cuando es fin de semana. A las nueve de la mañana ya anda en pie molestando por la vida, cuando yo lo único que quiero es seguir durmiendo porque a quién en su sano juicio no le gusta dormir hasta tarde.

A nosotros, las personas que no madrugamos, siempre nos tildan de flojos. Bueno mundo, les tengo una noticia: está científicamente comprobado que no sólo es bueno levantarse tardecito, sino que también te ayuda a bajar de peso.

Al menos durante los fines de semana. 

Un estudio hecho en Corea del Sur -¿y han visto a las coreanas? ¡Son flaquísimas!- reveló que las personas que duermen hasta más tarde los fines de semana tienen un menor IMC (índice de masa corporal) que aquellos que despiertan temprano. 

En resumen: si los fines de semana te quedas atrapado entre las sábanas, es posible que peses menos que si te levantaras temprano. ¿Maravilloso, no?

Además, dormir poco puede traer todo tipo de problemas a la salud, ¡así que nunca más permitan que los llamen flojos! No somos perezosos, sólo estamos cuidando nuestra salud. 

Ahora tienen una gran excusa para no salir de la cama antes del medio día los fines de semana, de nada. 

Puede interesarte