Por Alejandro Basulto
6 septiembre, 2021

Realizando algunas búsquedas en internet lograron dar con sus seres queridos, al mismo tiempo que descubrieron el nombre de esta anciana.

Hace poco menos de una semana, una mujer brasileña de 86 años, salió de su casa en el barrio Intercap de Porto Alegre, para ir en búsqueda de flores, sin saber que en cuestión de minutos terminaría perdiéndose. A sus tantas décadas de vida, esta anciana no logró memorizar el camino de regreso y extraviada llegaría hasta la estación de autobuses de la capital del estado. Una situación, que afortunadamente, llamá a la atención de los unos agentes de inspección de tránsito que se encontraban ahí, quienes la vieron en pijama y pantuflas con su mirada desorientada.

Prefeitura de Porto Alegre / Instagram

Rápidamente estos funcionarios del ayuntamiento de Porto Alegre se dieron cuenta que esta adulta mayor se había extraviado, por lo que acudieron en su ayuda y la recibieron en un vehículo de la Empresa de Circulación y Transporte Público). Ella, asustada, entre lo que habló, pudo recordar el nombre de su yerno y su profesión: era abogado. Sin embargo, no podía memorizar su propio nombre, ni su domicilio ni mucho menos algún número de contacto.

Prefeitura de Porto Alegre / Instagram

Pero los agentes de tránsito no bajaron los brazos en ningún minuto, por lo que luego de realizar una acuciosa búsqueda en internet, pudiendo localizar a sus familiares. Al mismo tiempo que también descubrieron el nombre de esta anciana de 86 años: Doña Joaquina, era ella. Mujer que en cuestión de unas pocas horas, lograría reencontrarse con sus seres queridos gracias al esfuerzo de estos funcionarios municipales.

Prefeitura de Porto Alegre / Instagram

Según consignó el Ayuntamiento de Porto Alegre en Instagram, Doña Joaquina volvió a verse con sus hijas en la estación de autobuses, después de estar estar seis horas perdida y angustiada en la capital de este estado brasileño. Solo la dedicación de este equipo de inspección de tránsito evitó que esta experiencia fuera aún peor. Mujer de 86 años que le debe a los agentes Júlio, Veiga y Adriano que hoy se encuentre a salvo en su casa junto a su familia.

 

Puede interesarte