Por Teresa Donoso
22 septiembre, 2015

Imagina como sería despertar de buen humor cada mañana: definitivamente sería un cambio. Atrás quedaría ese peso en el estómago que sientes cada vez que suena la alarma y esas ganas de enterrar tu cabeza en la almohada y olvidarte de salir al mundo exterior. Sin embargo, sé que estás pensando que suena demasiado maravilloso como para ser realidad, yo misma soy de esas personas que odian cuando el domingo empieza a morir y el lunes hace su inevitable aparición. A pesar de que puede ser difícil comenzar siendo feliz justo ese día que tienes que dejar tu hogar y salir a hacer cosas que probablemente no son tus favoritas, hay algunos tips que pueden ayudarte a estar llena de energía y de mejor humor para enfrentarte al mundo.

4066

@mphotos

Incluso si no eres de esas personas que funcionan por las mañanas, estoy segura que estos consejos te servirán tanto como a mí, que aunque sigo sin amar los lunes por la mañana, ahora los enfrento con una sonrisa en el rostro.

1. Acuéstate y levántate a la misma hora

4064

@kissmyneckcallmebaby

Puede que suene lo más aburrido del universo, pero usualmente levantarte y acostarte a la misma hora garantizará que cuando llegue el lunes tengas energía suficiente para comenzar tu día. De hecho, creo que una de las razones por las que odiamos el comienzo de nuestro semana es porque estamos demasiado cansados de todo lo que hicimos durante el fin de semana. Dormir es una prioridad, no lo olvides.


2. Ten cortinas que dejen entrar la luz natural

Si bien no todos nos levantamos cuando sale el sol, muchas veces te ayudará, especialmente durante los fines de semana, comenzar tu día con luz natural. No importa si está nublado o si entra un sol radiante: ver la luz de un nuevo día es algo que nos anima por sí solo y que nos ayuda a regular nuestros ciclos de sueño de forma natural.


3. Apaga tu teléfono y la televisión

4062

@princessaanastasiya

Soy una adicta a mi teléfono, debo admitirlo, sin embargo es lo peor que podemos hacer si queremos despertar felices y descansadas al día siguiente. Las luces artificiales hacen que sea más difícil irnos a dormir y usualmente nos afectan de tal manera que hacen que nuestro sueño no sea ni tan profundo ni tan reparador. Intenta una o dos horas antes de dormir apagar todos estos aparatos y relájate con un libro.


4. Procura tener una alarma que sea placentera

No hay nada peor que despertarse con un sonido que nos asusta o que simplemente nos agobia, después de todo, es lo primero que pensamos y sentimos al comenzar un nuevo día. Escoge una melodía suave, ojalá algo que te guste, para ir despertando progresivamente. De esta forma, incluso si tienes sueño, al menos no habrás despertado de forma agresiva.


5. Crea una rutina matutina que te haga feliz

4063

@lauradavvid

Sea que te guste ejercitar, preparar café, sacar a pasear a tu mascota, hacer yoga, ver un episodio de tu show favorito o leer un capítulo del libro que te tiene tan intrigada, haz de tus mañanas un espacio donde puedas incluir algo que ames. Es cierto que tendrás que levantarte un poco antes, pero si tomas en cuenta que podrás dejar de correr en círculos y hacer todo apurada sin nunca dejar de sentir ese estrés que te invade… bueno, es un gran cambio.

Puede interesarte