Por Ignacio Mardones
4 septiembre, 2015

¡Una de las historias más increíbles que he leído!

Generalmente, las personas que viven muchos años están llenas llenas de historias increíbles o de hábitos particulares. Esta no es la excepción. Jeanne Louise Calment batió el récord de longevidad al cumplir 122 años y 164 días. Ella era de Francia y una de las cosas por las que era conocida, aparte de su avanzada edad, era porque hace muchos años fue novia del pintor Vincent Van Gogh. “Era sucio, siempre estaba mal vestido y era sombrío» dijo del que fue su amor.

wpid-Jeanne-Calment-1

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Hay varias cosas que decir sobre su vida, pero primero, para poner en perspectiva su edad, podemos decir que cuando construían la Torre Eiffel ella tenía 14 años. A lo largo de sus más de 100 años presenció acontecimientos históricos que muchos sólo conocen por libros. Jeanne tenía una personalidad única, sentía que podía hacer de todo y que su edad no era un impedimento para lograr objetivos.

216

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Con esa actitud practicó esgrima hasta los 85 años, a los 100 seguía andando en bicicleta y a los 117 quiso dejar el cigarrillo (y no por su salud, sino porque estaba demasiado ciega y era una molestia pedir fuego a la gente). Otros datos interesantes sobre su vida son, por ejemplo, que salió en una película a los 114 años, a los 115 fue sometida a una operación de cadera y que vivió siempre en Arlés, su pueblo natal.

Jeanne-Clament_20ans_22-ans

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Pero quizás uno de los detalles más increíbles de su vida tiene que ver con la forma en que ganó dinero en su vejez. Cuando tenía 90 años, ella firmó un contrato con André-François Raffray (un abogado de 47 años) en donde se pactaba que él heredaría la casa de Calment cuando muriera, pero a cambio André debería pagarle una renta de 2500 francos mensuales. Al cumplir 100 años la mujer ya había conseguido el dinero de la casa, el acuerdo siguió así por más de 15. Finalmente, el abogado murió a los 77 y su viuda tuvo que seguir pagando la mensualidad.

jeanne_calment_0

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Madame Calment se mantuvo lúcida hasta el final de sus días, su deseo de vivir era demasiado grande y eso la convirtió en la mujer (con certificación) más longeva de la historia. En su cumpleaños número 120 le preguntaron cómo veía el futuro, a lo que ella respondió «muy corto». Este es el sentido del humor que hace al cuerpo y a la mente sobrevivir el paso del tiempo. Quizás muchos aprendan de su vida y la tomen como ejemplo a seguir.

Aquí hay 12 frases de Madame Calment para recordar:

1. Nunca uso rímel porque me río hasta llorar con mucha frecuencia


2. Todos los jóvenes son maravillosos


3. Tengo un gran deseo de vivir y buen apetito, especialmente para las golosinas


4. La juventud es un estado del alma, no del cuerpo, por eso yo sigo siendo una chica. Sencillamente no he lucido tan bien los últimos 70 años


5. Veo mal, oigo mal y me siento mal, pero todo eso es una tontería


6. Tengo piernas de hierro, pero para ser sincera han empezado a oxidarse de a poco


7. Sonreír siempre. Creo que esa es la razón de mi longevidad


8. Siempre he disfrutado de casi cualquier situación. He respetado los principios morales y no tengo nada de qué arrepentirme. He tenido suerte


9. Si no puedes hacer nada con respecto a algo, no te preocupes por eso


10. Creo que me moriré de risa


11. Dios se olvidó de mí


12. Tengo una sola arruga y estoy sentada en ella

1-1

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

En una entrevista un periodista le dijo ”¡Nos vemos! puede ser el próximo año…» y Madame Calment respondió «¿Y por qué no? ¡Usted no se ve tan mal después de todo!»

Siempre con su sentido del humor…

Puede interesarte