Los niños parecen nunca aburrirse de jugar y los papás parecen tener cada vez menos energía, así que este hombre parece haber encontrado la solución perfecta para disfrutar juntos sin problemas.

Todos sabemos lo agotadores que pueden llegar a ser los niños. Cuando un juego les gusta demasiado parecen volverse adictos y por ningún motivo quieren detenerse… pero eso implica que un adulto -la mayoría de las veces los propios papás- deba estar acompañándolo para cuidarlo y hacer la actividad más entretenida.

Si bien la mayoría lo hace porque son sus hijos y los aman por sobre todo, muchos preferirían estar descansando en lugar de estar fingiendo jugar un genial partido de fútbol cuando en realidad solo corren a buscar la pelota innumerables veces porque el niño no tiene idea de cómo lanzarla bien.

Y empieza el dolor de espalda, el cansancio, el mal humor… pero también el sentimiento de culpa, y los papás no quieren que el único momento del día que pasan con su hijo sea demasiado aburrido para los pequeños.

Facebook @EWVideos247

Para evitar todo eso, un papá tuvo una genial idea para hacer menos difícil y más liviano el juego con su pequeño que adora lanzar la pelota como si estuviera jugando béisbol profesional.

Facebook @EWVideos247

En lugar de pararse mil veces a buscar la pelota luego de que el pequeño le pegue con el bate, se le ocurrió amarrarla a una caña de pescar. Así la eleva para que el niño la lance «lejos» pero no tiene que ponerse de pie para buscarla después, pues la acerca con la misma caña.

Facebook @EWVideos247

Y sí que funciona:

Sin duda es una idea genial para todos esos padres que no tienen el mejor estado físico o pierden la paciencia fácilmente.

Puede interesarte