Por Luis Lizama
31 diciembre, 2019

Thomas dijo que su trabajo era ayudar a los demás, así que no había problema.

Cuando existe vocación real, el trabajo se torna algo más. No es solo ir a laburar y regresar como cualquier rutina. Prácticamente el trabajo desaparece y se transforma en  disfrutar de hacer lo que amas. En este caso, se trata de colaborar y dar una mano a la gente.

Este bombero de Texas (Estados Unidos) estaba fuera de servicio, a punto de ver un recital, sin embargo, antes que todo, está su labor. En ese momento vio a una mujer anciana que necesitaba ayuda para subir las escaleras, sin pensarlo dos veces decidió ayudarla. Eso es vocación real.

Facebook Shayla Harwell

Thomas Harwell y su pareja, Shayla, asistieron al evento Houston Livestock Show and Rodeo,  en el NRG Park junto a su hijo. Todo tranquilo y normal, hasta ahí.

Él se desempeña como bombero en un de las compañías de su ciudad y constantemente está ayudando personas. Es algo habitual.

Estaban en eso y, de un momento a otro, divisaron a una abuelita que complicada bajaba las escaleras del recinto.

Y'all I have to brag on my husband big time tonight! He made me Soo proud. As we were sitting in our seats waiting for…

Posted by Shayla Harwell on Saturday, March 16, 2019

Thomas se acercó a la señora y le ayudó, llevándola hasta su puesto.

Una vez terminado el concierto, el buen hombre la esperó nuevamente y, tomándola en brazos, la llevó hasta la puerta. Sin dudas es una persona muy solidaria y con vocación.

CNN
“Soy un capitán senior en el departamento de bomberos. Mi trabajo es ayudar a las personas”.
“Si estás vivo y respirando, no deberías necesitar una excusa para ayudar a alguien más. Si necesitan ayuda, ayúdelos”.
Comentó Thomas Harwell a CNN.

Thomas nos dio una clase de bondad y solidaridad. Así como dijo, si él puede, cualquiera puede. No cuesta nada, es sólo cuestión de voluntad.

Puede interesarte